Comparte esta noticia con tus contactos

EEUU. – La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) anunció la investigación de los casos de nueve menores que fallecieron desde principios de 2021 tras el consumo de leche de fórmula para bebés contaminada con la bacteria ‘Cronobacter sakazakii’.

 

Cabe indicar que la leche había sido elaborada por la planta que Abbot Nutrition tiene en la ciudad de Sturgis, Míchigan, informó The Washington Post.

 

Previamente, la FDA notificó que al menos dos niños habían muerto y que otros dos más se enfermaron tras consumir la fórmula láctea. No obstante, este admitió que había recibido más informes adicionales relacionados con esta situación.

 

De acuerdo con el medio, la FDA recopiló entre diciembre de 2021 y marzo de 2022 una lista de 128 quejas hechas por los consumidores, en la que se incluyen las muertes de los nueve infantes. Estas quejas fueron reportadas en el sitio eFoodAlert y obtenidas como parte de una solicitud de la Ley de la Libertad de Información.

 

“La FDA se toma en serio su responsabilidad de garantizar que los alimentos que comemos sean seguros y cumplan con nuestros rigurosos estándares de calidad y seguridad”, declaró un portavoz de la agencia gubernamental a través de un comunicado, añadiendo que están revisando e investigando de manera exhaustiva “las 128 quejas de los consumidores”, de las cuales “solo se pudieron incluir cuatro quejas en la serie de casos asociados con la investigación de Abbott Nutrition”.

 

Por su parte, la compañía Abbot Nutrition indicó que realiza “pruebas microbiológicas en los productos antes de su distribución”, por lo que ninguna fórmula “dio positivo por ‘Cronobacter sakazakii’ o salmonela”. Asimismo, aseguró que no se encontraron indicios de “‘Cronobacter sakazakii’ y/o salmonela” durante la evaluación realizada tanto por la empresa como por la FDA a “todos los productos retenidos”. De la misma manera, Abbot Nutrition afirmó que “no se encontró salmonela en las instalaciones de Sturgis”.

 

La planta cerró después de una investigación por casos de infecciones bacterianas en niños

 

En febrero de 2022, Abbot tuvo que cerrar la planta de Sturgis después de que la FDA comenzara a investigar cuatro infecciones bacterianas entre niños que consumieron leche de fórmula producida en esas instalaciones.

 

Según un informe preliminar publicado en marzo de 2022, se encontraron restos de la bacteria ‘Cronobacter sakazakii’ en varias superficies de la planta, aunque no en las áreas donde se elabora la leche en polvo. Además, comentó que en distintos registros de la fábrica efectuados desde 2019 se detectó la bacteria en productos e instalaciones en al menos ocho ocasiones.

 

Este sábado Abbot inició la producción de la fórmula para bebés en la fábrica de Sturgis. “Aumentaremos la producción lo más rápido posible mientras cumplimos con todos los requisitos”, indicó la compañía en un comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.