Comparte esta noticia con tus contactos

SANTO DOMINGO.- La Fiscalía del Distrito Nacional apresó este miércoles al reconocido jurista Johnny Portorreal, quien se encontraba prófugo por la presunta estafa a 283 personas con la promesa de cobrar una herencia de la familia Rosario.

El apresamiento del abogado se produjo en virtud de una orden de arresto dictada en su contra, solicitada por la Fiscalía del Distrito Nacional, que duró meses investigando el caso ante denuncias de estafas.

Cabe indicar que la información fue confirmada por la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos.

Portorreal, bajo estrictas medida de seguridad, fue conducido a la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva y se espera que en las próximas horas se le conozca medida de coerción en su contra.

Para finales del año 2020, alrededor de 300 personas de apellido Rosario se habían presentado ante la fiscalía de la capital dominicana para querellarse en contra del abogado Johnny Portorreal.

El abogado les habría cobrado distintos montos para supuestamente reclamar en su nombre una herencia por valor de 13 trillones de euros.

Los integrantes de «la familia Rosario» han protestado en varias ocasiones frente al Palacio Nacional, en demanda de que se les pague el dinero de la supuesta herencia.

Modus operandi
Rosalba Ramos dijo que el abogado habría recaudado aproximadamente RD$16 millones en sus “andanzas”.

“Estas cantidades (el dinero contabilizado) vienen del allanamiento que hicimos en la Central del Derecho, la oficina donde ellos operaban, y los documentos que hemos ido recuperando”, puntualizó.

Según Ramos, dentro de las personas que afirman haber sido estafadas hay quienes dicen que Portorreal “tiene el dinero guardado”.

De acuerdo con la fiscal, el modus operandi del grupo era cobrarle altas cifras por “gastos legales” a personas que portaran el apellido Rosario, y les aseguraba que podían ser herederos de una gran fortuna producto de los terrenos donde opera la Barrick Gold.

En adición, Portorreal Reyes les cobraba a las reclamantes sumas de dinero que oscilaban entre 50 mil hasta 100 mil pesos, para representarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.