Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Las apelaciones que han hecho cinco de los seis acusados en el denominado caso de corrupción Coral han sido divididas entre tres salas penales de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, y por lo tanto, las conocerán varios jueces.

El mayor general Adán Cáceres Silvestre, la pastora Rossy Guzmán, su hijo el cabo Tanner Flete, el sargento Alejandro Montero Cruz y el coronel Rafael Núñez de Aza apelaron para que se revoque la prisión preventiva que se les impuso a mediados de mayo.

Cada imputado depositó la instancia ante la Corte de Apelación del Distrito Nacional, que decidió apoderar salas distintas.

En ese sentido, la Tercera Sala va a conocer hoy la instancia del coronel Rafael Núñez de Aza, el sargento Montero Cruz. Mientras que la Segunda Sala Penal conocerá también este martes la audiencia del cabo Flete.

Para la semana próxima, la Primera Sala Penal fijó la audiencia de la pastora Rossy Guzmán. Y para el 1 de julio está pautado que la Tercera Sala Penal conozca la apelación de Cáceres Silvestre, a quien se le señala como el cabecilla de la red, que supuestamente desviaba fondos de entidades castrenses.

Los imputados están recluidos en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo. En el caso del mayor Raúl Girón, a quien se le dictó arresto domiciliario (bajo custodia de la Procuraduría) e impedimento de salida, no apeló a la medida pues estuvo de acuerdo desde el principio.

Por otra parte, ayer los defensores de Cáceres Silvestre, quienes también representan a la a Asociación Campesina Madre Tierra, demandaron que las autoridades les entreguen los bienes y activos, que indicaron fueron ocupados ilegalmente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *