Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. -Aseguran que el director de la Policía Nacional (PN), el mayor general Eduardo Alberto Then, no ha podido detener la delincuencia y la inseguridad que se vive en los barrios del Gran Santo Domingo y en distintas provincias de todo el país.

 

El mayor general, quien fue designado al frente de la Institución del Orden, el 17 de octubre del 2021 mediante el decreto No. 656-21 por el presidente Luis Abinader en sustitución del general Edward Sánchez, no dado repuesta a las constantes denuncias de los ciudadanos por el incremento de la inseguridad y el temor al salir a las calles.

 

Cabe destacar que las quejas de los ciudadanos se han hecho sentir a través de las redes sociales y medios de comunicación, acusando directamente la “flojedad” de las autoridades ante las provocaciones de los delincuentes y azote que le tienen a los ciudadanos.

 

El miedo, rabia e impotencia es lo que sienten decenas de personas que al levantarse para ir a trabajar, llevar los niños a la escuela o hacer una diligencia personal, y al montarse en su vehículo se encuentra con la noticia de que sus retrovisores y otras pertenencias fueron  robados.

 

Y es que la delincuencia continúa azotando en varios sectores de la capital y provincias del país, registrándose así una “ola” de sustracción de las pertenecientes a las personas dentro y fuera de las casas a todas horas y cualquier lugar.

 

Caso como el de San José de Ocoa evidencia mal manejo policial

 

Un joven que había sido apresado por la Policía Nacional el pasado sábado fue llevado en estado agónico al hospital San José, donde falleció, desatando de inmediato una ola de repudio en la población que se enteró que fue sometido a golpes.

 

José Gregorio Custodio fue detenido en la calle 27 de Febrero luego de que su esposa denunciara que estaba violento luego de ingerir alcohol, pero dos días después falleció en el hospital San José minutos después de ser llevado por una unidad del 911, que lo recogió inconsciente en la cárcel preventiva de Ocoa.

 

Caso sector Guachupita en el Distrito Nacional

 

Comunitarios del capitalino sector Guachupita aseguran que vendedores en puntos de drogas son quienes están al mando del barrio, por lo que la intranquilidad se puede observar “hasta a plena luz del día”.

 

Quienes residen por esta zona dicen que tienen que estar al acecho, debido a la constante inseguridad que reina en el lugar.

 

Afirman que el populoso barrio Guachupita está entre tiros, “lleno de armas ilegales” robo, amenazas y drogas, y que la Policía Nacional, “no ha servido de nada para mejorar la desgracia por la que estamos pasando”.

 

Santo Domingo Este

 

Hace unos días, que una joven de 26 años denunció su rapto cuando se disponía a llegar a su casa.

 

El jueves 17 de marzo fue secuestrado a punta de cuchillo y amordazado por tres antisociales que iban a bordo de un vehículo, haciéndose pasar por chofer y pasajeros, para quitarle sus pertenencias.

 

Según la versión del joven, salió del Metro justo en la estación Concepción Bona, en la avenida San Vicente de Paúl, en Santo Domingo Este, luego tomó el vehículo para dirigirse hasta su hogar. Indicó que los delincuentes lo dejaron varado en el populoso barrio Guachupita, próximo al río Ozama, alrededor de las 7:30 de la noche.

 

Los motoristas se han convertido en un terror para los ciudadanos

 

Terror e inseguridad es lo que está viviendo el Gran Santo Domingo debido a bandas de motoristas armados que se han lanzado a las calles a hurtar, sin importar la hora ni el lugar.

 

Cámaras de seguridad han captado el momento que individuos motorizados asaltan a personas que caminaba en las calles del Gran Santo Domingo, convirtiéndose en un terror para los ciudadanos.

 

La reforma sin reforma

 

El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader anunció “entre bombos y platillos” el anuncio de una reforma a la Policía Nacional, pero que no ha dado su fruto.

 

Una evidencia de eso, fueron las declaraciones de Servio Tulio Castaño Guzmán, quien preside la Comisión de Reforma de la Policía Nacional, donde reconoció que en los más recientes movimientos que se realizaron en dicha institución fueron pensionados oficiales que no cumplían con el periodo y los requisitos para que se les pensionaran.

 

“Bueno, ahora en este proceso, más que los que fueron ascendidos, los que fueron pensionados, ha habido muchas quejas, con razón, o sea, nosotros esperamos que una situación como esa no se vuelva a repetir, son quejas fundamentadas, gente que no había cumplido ni siquiera con el periodo, o con los requisitos para ser pensionados, fueron pensionados”, lamentó el director ejecutivo de Finjus.

 

Advirtió que cosas como esas no se pueden repetir, porque eso es lo que se está tratando desmontar, y dijo que esas cosas se dan porque faltaban los reglamentos, que ya están listos a los fines de que sean aprobados por el Consejo Superior Policial.

 

“Es decir, lo que pasó, es lo que siempre ha pasado, lo que queremos es que no vuelva a pasar”, sentenció Castaño Guzmán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.