Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- En el día de ayer 4 de mayo, se cumplieron 25 años del asesinato del niño José Rafael Llenas Aybar, uno de los crímenes que más han conmovido a la sociedad dominicana en su historia, perpetrado por Mario José Redondo Llenas, primo hermano de la víctima y Juan Manuel Moliné Rodríguez.

 

El aniversario recuerda más a la sociedad de que el tiempo para que Redondo Llenas vuelva a las calles cada día se achica más, siguiendo el proceso de Moliné Rodríguez, quien salió en libertad en el 2016 luego de cumplir su condena como cómplice del vil asesinato.

 

Se recuerda que Mario Redondo Llenas fue condenado a 30 años de prisión en el 1996, año en que se cometió el horrendo crimen, por lo que solo le restan 5 años para cumplir su pena en prisión, aunque ha tratado en múltiples ocasiones recobrar su libertad a través de los distintos mecanismos legales.

 

El 4 de mayo del 1996 el cadáver del infante, que en ese momento solo tenía 12 años, mientras Moliné Rodríguez tenía 18 y Redondo Llenas 19, fue hallado en el arroyo Lebrón, próximo al kilómetro 24 de la autopista Duarte, en unas condiciones bastante deplorables, envuelto en cinta adhesiva y con 34 puñaladas en su cuerpo.

 

Según lo relatado por los implicados en el juicio, fue su primo hermano, el mismo que saldrá en el 2026 de la cárcel de Najayo, quien le propinó las cuchilladas, mientras que el papel de Moliné Rodríguez se limitó a sujetarlo con fuerza para “aquietarlo”.

 

En el juicio ambos declararon que en principio pretendían secuestrarlo para cobrar un rescate de aproximadamente RD$10 millones, en vista de que el niño pertenecía a una familia de clase media alta, sin embargo terminaron asesinándolo.

 

Luego de dar “vueltas” en el vehículo, donde José Rafael permanecía en el baúl amordazado, Mario Redondo le dijo a su amigo que no podía regresar el niño a casa porque “podía hablar” por lo que lo apuñalaron ahí mismo y luego lo lanzaron al arroyo.

 

Moliné ya libre y sin que se sepa qué ha hecho con su vida

 

En mayo de 2016 Moliné Rodríguez, cuya pena había sido rebajada a 20 años, cumplió su condena y fue puesto en libertad por los tribunales, sin que se sepa qué ha hecho con su vida en estos 5 años de libertad.

 

Al salir a las calles dio un “mensaje de arrepentimiento” y “pidió perdón” a la sociedad dominicana por el fatídico crimen que cometió junto a Mario Redondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *