Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – La Cámara de Cuentas de la República Dominicana, declaró en desacato al presidente del Colegio de Abogados (CARD), Miguel Surún Hernández, luego de que este se negara a que se realizara una auditoría a su gestión.

 

En ese orden, el organismo auditor estableció esto por la «negativa, resistencia y renuencia a permitir que los auditores enviados por la Cámara de Cuentas de la República cumplan con el mandato de la Constitución y la Ley».

 

Asimismo, solicitó a la Procuraduría General de la República, con atención a la Procuraduría Especializada de la Corrupción Administrativa (PEPCA), el auxilio de la fuerza pública, a los fines de incautar las documentaciones que sean necesarias para que la Cámara de Cuentas de la República pueda cumplir con su rol constitucional.

 

Surún Hernández, había interpuesto una acción en Conflicto de Competencia ante el Tribunal Constitucional (TC).

 

Esto, para que  el máximo tribunal determine qué organismo tiene la potestad de auditar ese gremio, alegando que  la Cámara de Cuentas no tiene dicha facultad porque  ese organismo no recibe fondos públicos.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.