26 septiembre 2020

Periódico Hechos News

República Dominicana | Revista Digital

CARTA DE DESPEDIDA PARA DANILO MEDINA

Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Miguel Florentino Jiménez

 

Señor presidente LiC. Danilo Medina Sánchez, le conocí por vía del empresario Jose castro propietario de Arenera Castro en el año 1998,cuando nosotros pertenecíamos al comité de intermedios 24 de abril E de la circunscripción #1 del distrito nacional donde Simon Lizardo era nuestro presidente, desde ahí comenzó nuestra admiración,especialmente por esa humildad que expresaba especialmente hacia los pobres de nuestro país, siempre lo acompañé en todos sus proyectos hasta llegar a la Presidencia de la República,que frustrante para mi ver ese hombre que tanto admiré por más de 19 años convertirse en una persona prepotente,soberbia e intolerable que sale hoy del poder por la puerta trasera de la historia, ver un hombre que se olvido de su verdaderas raíces y se llegó a pensar que pertenecía a la alta burguesía.

 

Sale de la presidencia siendo el presidente más ridiculizado por los ciudadanos y repudiado por muchos, permitió que la corrupción sea su sello distintivo de su gobierno lo cual borró sus luces que son muchas,además no pudo cumplir  ninguna de sus promesas de campaña, nos deja con tandas de apagones hasta por 16 horas cuando nos vendió que la planta Punta Catalina era la solución a este problema eléctrico, nos expresó que esta sería su obra maestra de su gobierno.

 

Esperamos que aquellos que usted estuvo a su lado por 8 años, ahora desde afuera del poder se mantengan firmes esos mismos que fueron protagonistas de la división de su partido político, esos mismos que dirigieron la casería de brujas hacia el verdadero líder que tenía el PLD el doctor Leonel Fernández.

 

Finalmente esperamos que Dios lo perdone pues veo muy difícil que el pueblo dominicano lo haga, usted corrompió esta sociedad utilizando mecanismos antidemocráticos , compro una gran parte de la prensa, el nepotismo fue otra marca de su gestión, involucró un sector empresarial para hacerlo cómplice y a otros los persiguió por no apoyar su proyecto continuista.


Comparte esta noticia con tus contactos