Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- La llegada del periodo menstrual puede producir fuertes dolores abdominales a muchas mujeres, por lo que en el siguiente artículo te presentamos varios remedios caseros para ayudar a combatirlos.

 

La menstruación

 

La menstruación o período es el sangrado vaginal que ocurre por lo general cada 28 días  como parte del ciclo menstrual de la mujer. Todos los meses el cuerpo de la mujer se prepara para un posible embarazo.

 

Si no hay ningún óvulo fecundado, se rompe el recubrimiento y el tejido uterino sale por la vagina en forma de sangre.

 

Alimentos de fácil acceso para combatir los cólicos

 

La manzanilla

 

Es un remedio que sirve contra los espasmos musculares y dolores menstruales.

 

La canela alivia los cólicos gracias a su acción analgésica, antiinflamatoria y antiespasmódica.

 

El jengibre

 

El té de jengibre desinflama y ayuda a bajar los niveles de las prostaglandinas que causan dolor. Combate  la fatiga y a regular los periodos irregulares.

 

Bolsas de agua caliente

 

Aplicar calor en la zona abdominal es muy útil para aliviar el dolor menstrual. Las altas temperaturas ayudan a relajar el útero, y mejora el flujo sanguíneo.

 

El brócoli

 

Su alto contenido en magnesio, calcio y potasio previene o reduce los espasmos que causan dolor durante la menstruación.

 

Brocoli

 

La melaza

 

Ayuda a reducir los coágulos de sangre y a aliviar los músculos de las paredes uterinas.

 

Alimentos que debes evitar para prevenir el dolor menstrual

 

Comida procesada: pueden aumentar el malestar gastrointestinal y promover la retención de líquidos, ya que son alimentos con un alto contenido en sodio.

 

Fritos y grasas: provocan digestiones lentas y perjudican la calidad de la piel, que muchas veces se ve empeorada en los días pre regla y durante la regla.

 

Azúcar: Aumentan  de forma rápida el azúcar en sangre y la insulina y esto puede aumentar la ansiedad o nerviosismo.

 

La cafeína

 

Consumir bebidas o alimentos con cafeína estrecha los vasos sanguíneos y deshidrata el cuerpo de forma más rápida, ya que es un gran diurético. Esto puede provocar dolor de cabeza e irritabilidad. Fuente Externa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.