Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Al parecer la corrupción campea en el “gobierno del cambio” del presidente Luis Abinader y el Partido Revolucionario Moderno (PRM), ya que el periodista Fausto Rosario, siendo funcionario del gobierno, recibió un millonario contrato en Impuestos Internos, incurriendo de esta manera en desacato a las normas institucionales.

El comunicador Fausto Rosario Adames, ostenta un puesto en INDOTEL y pasándole por encima a la ética y los conflictos de intereses que pueden ser considerados como actos de corrupción, el señor Adames fue beneficiado con un contrato de publicidad de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) por un monto de RD$4.2 millones de pesos para el periódico “Acento”.

Asimismo, los ministerios del gobierno y la concupiscencia de periodistas y medios de comunicación que formaron una “ganga” mediática invencible que hicieron posible que un partido como el PRM llegara al poder, empujado además, por una serie de circunstancias como la suspensión de las elecciones de medio término en febrero del 2020.

Además, cada día un nuevo escándalo de corrupción salpica el gobierno de Abinader ante el silencio cómplice de una prensa vendida y unos programas de investigación que tienen sus “corruptos favoritos” y saturados de publicidad gubernamental…es un silencio costoso, pero no importa, porque se está pagando con los dineros de los contribuyentes y con los “bonos soberanos” que el pueblo tendrá que pagar a un precio del que ya no le queda ni el menudo para devolver.

También, en este artículo solo me voy a referir al caso del inefable Darío (Fausto) Rosario Adames, amigo y aliado del presidente Luis Abinader. Propietario del periódico digital “Acento”, y el canal de televisión “AcentoTV”.

Darío (Fausto) Rosario Adames, un acérrimo crítico de los gobiernos de la oposición y “defensor” del gobierno del cambio de Luis Abinader y el PRM. Esa defensa de “los intereses de la patria” le valió el beneplácito de asegurarse un asiento en el Consejo Directivo del Instituto Dominicano de Telecomunicaciones (Indotel). Mediante el decreto número 20-21, el Poder Ejecutivo nombró a Rosario Adames como representante de los derechos de los usuarios de los servicios públicos finales de las empresas prestadoras de telecomunicaciones y del servicio de difusión. Como es obvio, también viene de “Participación Ciudadana”,  institución que ha colonizado importantes cargos en  este gobierno, también pasándole facturas por el favor de precampaña.

Así vamos en el gobierno del cambio, cuya imagen y lucha anticorrupción se están viendo severamente afectada.

 

A continuación, presentamos el contrato otorgado por la DGII al señor

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *