Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), quitó las unidades de la OMSA que circulaban por la concurrida avenida Núñez de la Cáceres, para privatizar la ruta, decisión ha provocado que los pasajeros dejen de pagar 15 pesos y tengan que pagarles una tarifa superior a Conatra.

 

Por su parte, Melvinson Almánzar, indicó que el ex secretario general de Conatra y nuevo director del Intrant, Rafael Arias, tomó una de las decisiones más absurdas de la historia del transporte, concediendo el derecho a Conatra ser el único operador de la Ruta Los Ríos-Avenida Núñez de Cáceres.

 

Cabe recordar que Arias se ha desempeñado como vicepresidente y gerente general de la Confederación Nacional de Organizaciones del Transporte (Conatra), lo que pone en entredicho su capacidad para defender los intereses de la gente y del Estado, ya que es parte interesada como socio de Antonio Marte.

 

Asimismo, otro aspecto poco transparente y oscuro es la concesión de este corredor a Conatra, en un proceso de licitación, si es que hubo licitación, no detallado a la población y ni siquiera explicado a los medios de comunicación.

 

La gente espera que no se alegue el «cliche» típico del capitalismo salvaje de que todo esto se hizo porque en el país hay «libre competencia». Este no debería ser el alegato que se utilice para justificar lo que pudiera considerarse una puñalada trapera contra el pueblo. Hay que señalar que todo Estado mínimamente responsable comprende la urgencia de proteger sectores estratégicos como los son la energía, los aeropuertos, los puertos, la transportación pública, entre otros, por lo que el gobierno nacional no debería ceder el control total de estas áreas al sector privado.

 

El nuevo corredor anunciado por el gobierno tiene 10.2 kilómetros de longitud y contará con autobuses de 90 pasajeros cada uno, 5:00 de la mañana a 11:00 de la noche. El pago por el servicio se hará mediante tarjetas de crédito o débito, la tarjeta del Metro y la SD-go.

 

La OMSA se va sin defender al pueblo

 

La Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA) informó que por disposición del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), el corredor de la Núñez de Cáceres ya no será operado por la institución, sino, por otra empresa de transporte (consorcio Corredor Núñez de Cáceres).

 

Esto lamentablemente sienta un precedente funesto que el INTRANT intento meses atrás implementar en la avenida Lincoln y no lo pudo hacer por la resistencia de algunos sectores. Pero por lo visto ahora los sindicatos, especialmente Conatra, tendrá la batuta en sus manos para regular un sector en el que ellos han formado parte del problema de caos, arrabalización, desorganización y anarquía que han patrocinado por décadas. El pueblo espera que esta no sea la forma de conceder las demás rutas para ordenar el transporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.