Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El director general de Presupuesto, José Rijo Presbot, afirmó que se detectó una irregularidad de transferencia de fondos al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en la nómina del Gabinete de Política Social del anterior Gobierno, para pagar nóminas por fuera, al margen del sistema salarial.

 

Asimismo, dijo que la última transferencia fue de RD$12 millones y la rescisión de un contrato para la instalación  de un programa de software le costó a Presupuesto US$73,000.

 

En un encuentro con editores y periodistas del área económica, en la Dirección General de Presupuesto (Digepres), Rijo Presbot precisó que será el presidente Luis Abinader quien anuncie la presentación del proyecto de reforma fiscal, el cual responde al Pacto Fiscal, como parte del ordenamiento de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), pendiente de aplicar desde 2015 y manda como primer punto a la reducción de la evasión y como segundo punto el Pacto Fiscal.

 

No obstante, indicó que la reforma fiscal será presentada antes de finalizar el año y enfatizó que aquí nadie quiere que le pongan impuestos, ni al Gobierno le gusta tener que ponerlos, pero hay una necesidad de financiamiento de los ingresos que es real para poder cumplir las demandas sociales.

 

Aclaró que la propuesta que hará el gobierno no es la que está circulando ahora.

 

Rijo Presbot reconoció la probabilidad de que el Gobierno presente una Adenda al Presupuesto General del Estado ante una aprobación de la reforma fiscal.

 

Sostuvo que el país tiene muchas demandas que hay que ir supliendo. Informó que República Dominicana es hoy día el cuarto del mundo con menor gasto público y entre esta entre el sexto y séptimo con menor gasto fiscal.

 

“Si de aquí al sometimiento y conocimiento en el Congreso, primero por los sectores que tienen que conocerlo, ya sea en el consejo (CES) del liderazgo se  discuta y sea sometido el proyecto de ley, porque es un proyecto de ley, y conocido antes de que se apruebe el presupuesto en el Congreso, entonces las figuras con los recursos y los gastos que implicaría incorporarlos. Tendría que hacerse la adenda famosa y, en ese caso, mejoraría la distribución de los gastos que tenemos”, dijo.

 

No es apresurada

 

En respuesta al planteamiento del sector industrial de rechazo a una reforma fiscal apresurada, el director general de presupuesto afirmó que todo lo contrario, ya que “esto está muy madurado”, y que el problema que aquí nadie quiere pagar impuestos y no quieren que los saquen de su confort.

 

Rijo Presbot destacó que es bueno recordar que en 2012, con un déficit de RD$156,000 millones producto de las elecciones, el presidente Danilo Medina sometió al CES una propuesta de reforma tributaria y cuando se le dijo que había que tumbar los gastos clientelares, Medina y Leonel Fernández se fueron al Congreso donde tenían mayoría y allá aprobaron su paquetazo. Manifestó que fue en ese momento cuando a los pobres los pusieron a pagar impuestos (ITBIS) al chocolate, al café y al aceite, y por eso “ahora no hay calidad para decir que ahora no.

 

El presupuesto de 2022 contempla más de RD$1 billón, 155,000 millones, que incluyen el total de erogaciones, que un 99.7% provendrán de los recursos de la DGII, Aduanas y la Tesorería. Indicó que producto de la rigidez presupuestaria esos recursos están comprometidos en seis leyes.

 

Para el 2022, solo las instituciones públicas demandaron más de RD$157,000 millones, para proyectos de inversión, mejoría salaria de trabajadores, tecnología, transporte y otros.

 

Además, de que en 2022 no habrán los ingresos extraordinarios del 2021, se contempla un aumento de 30% al salario de los médicos y enfermeras, se aumentará de cinco millones a cinco millones los afiliados al Senasa y el aumento dispuesto a los militares. Con todos los gastos previstos, afirmó, se proyectó un déficit de 4.4% del PIB, pero habrá que reducir el déficit a un 3% del PIB como han recomendado las agencias calificadoras de riesgo país. Para ello se busca vender activos y reducir los gastos de inversión, afirmó Rijo Presbot. Sostuvo que hay una necesidad real  de financiamiento, pero esta vez se hace para lograr metas, ir disminuyendo la deuda atrasada y mejorar la actual.

 

Ventas de activos

 

Para el 2022 han identificado ventas de activos del Estado por RD$45,000 millones, incluyendo la EGEHID,  y el área eléctrica, recursos que no están en el financiamiento.

 

Pendiente de 2015

 

Rijo Presbot recordó que desde enero 2015  debió ser aprobado el el PactoFiscal ya van 18 años de discusión sobre la necesidad de la reforma estructural del sistema dominicano.

 

Rigidez

 

Rijo Presbot destacó que el presupuesto anual del Estado está arropado por rigideces y al respecto citó que por esa causa el 83% de los recursos de la DGII y la DGA  estarían destinados a seis instituciones, equvlentes a RD$656, 332 millones, si se aplican todas las les leyes que especializan fondos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *