Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Cuando se creía que las autoridades tenían bajo control el fuego de Duquesa, entonces vino lo peor, ese hedor, acompañado de la humareda, que está causando tantos daños respiratorios como el Covid-19 en la ciudadanía dominicana, sobre todo la capitalina, de no intervenir rápidamente.

El descuido de las autoridades, tanto municipales, así como gubernamentales que no fueron ni son capaces de intervenir a tiempo, para de esa forma evitar que se propagase un foco de enfermedad, diseminado por toda la ciudad capital, como se está viendo en los últimos días.

Desde su fundación Duquesa viene siendo un problema que afecta a toda la población, mayormente capitalina y, que solo con la buena voluntad de todos los actores responsables del mismo podría buscársele una solución de manera satisfactoria que acabe con la incertidumbre poblacional, y con los sectores que la operan del cual se han hecho millonarios con el dolor y el sufrir de los otros.

El solo hecho de que, el foco de contaminación producido por el acumulamiento basural, es un motivo para serlo, del que se ha hablado de manera clara y precisa de parte de diversos especialistas en la materia, pero que al fin no ha traído ninguna solución al respecto, porque tampoco se ha aplicado ningún método satisfactorio en cuanto al almacenamiento de los residuos, no importa cuáles sean sus categorías.

De acuerdo a lo expuesto por el Dr. Francisco Domínguez Brito, en sus funciones como Ministro de Medio Ambiente de aquel entonces, ahora dice ya Duquesa cumplió su vida útil, pero no fue capaz de buscar una solución al problema cuando pudo hacerlo en su calidad de de Ministro, aun conociendo la grave situación del caso.

Hoy Duquesa ahoga a toda la capital y municipios aledaños, sin que las partes responsables tomen las medidas de lugar, conjuntamente, porque el caso ya no es un problema municipal, sino sanitario, y de las autoridades hacerse de la vista gorda como lo han hecho hasta este momento, este vertedero cobrará más vida en la capital que las cobradas por el coronavirus en todo el país.

Que busquen la solución pero ya, como si no fueses suficientes con las vidas que se cobras mensualmente de aquellos buzos que allí por falta de la inversión gubernamental en la creación de empleos dignos, donde centenares de ciudadanos se ven en la obligación de buscarse la vida en el basural, en las que muchos de ellos solo consiguen la muerte.

En realidad Duquesa es un problema porque no es un lugar seguro para el depósito de residuos, a pesar de poseer un área de más de un millón de metros cuadrados, pero la falta de adaptación tecnológica, reciclaje y otros manejos lo convierte en un peligro colectivo y social, dado la cercanía a la ciudad capital, donde solo bastaron manos desaprensivas de los pirómanos intencionados para provocar el fuego y con ello los problemas respiratorios a gran parte de la población, que solo aguanta con impotencia, mirando el desinterés de las autoridades, quienes desvían la atención en otros asuntos al parecer de menor relevancia social para ellos.

Si las autoridades competentes no buscan rápidamente una solución adecuada: Duquesa terminará siendo la peor pandemia dominicana que azota al país, y cobrará más víctimas mortales que el propio coronavirus, que también, según información viene exportado desde la República China. Fuente Externa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *