Comparte esta noticia con tus contactos

NUEVA YORK. – Con la desafortunada muerte a tiros este martes de 18 niños en una escuela primaria en Texas suman 656 los menores de 17 años fallecidos por balas en territorio estadounidense en lo que va del presente año.

 

En ese mismo orden, 1,602 menores heridos, según estadísticas de la organización “Archivo de Violencia Armada” con sede en Washington DC.

 

El hispano Salvador Ramos, de 18 años, y estudiante de una escuela segundaria cercana a la masacre, abrió fuego acribillando los 18 menores y 2 profesores, antes de ser abatido por la Policía. Dejó además 13 heridos.

 

Antes de cometer el hecho había disparado contra su abuela, dijeron las autoridades.

 

Se desconoce la nacionalidad del gatillero y los motivos que lo llevaron a cometer la masacre con un fusil y una pistola.

 

El 72% de la población en el condado de Uvalde, al oeste de San Antonio-Texas donde ocurrió la tragedia es hispana, según el último censo. Casi la mitad no habla inglés.

 

El presidente Joe Biden ordenó que la bandera de EEUU permanezca a media asta en honor a las víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.