Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El encartado en Operación Medusa, Miguel José Moya, quien fue contratado durante la gestión del exprocurador Jean Alain Rodríguez para dar cursos en la Procuraduría General de la República (PGR), admitió que no impartió tales talleres, por los que le pagaron cerca de 20 millones de pesos.

Cabe resaltar que el acusado Miguel José Moya fue citado en varias ocasiones a la Procuraduría General, donde acudía con su abogado, Cándido Simó.

Asimismo, en uno de los interrogatorios en presencia de su representante legal, manifestó que en el año 2017 fue contactado por Rafael Stefano Canó Sacco, entonces funcionario de la gestión de Jean Alain Rodríguez, con quien se terminó reuniendo un poco después.

“Una vez ganamos la licitación lo que encontramos es que el Procurador quería crear un show de marketing con el caso Odebrecht”, dijo en el interrogatorio Moya, quien también admitió que no había impartido ningun curso como consigna la Procuraduría General en los pagos que le realizó.

“No, no impartí docencia; diseñé una estrategia de estabilizar el clima laboral, que contenía varios componentes, inclueyndo el diseño de un proceso de capacitacion, no facilitar la capacitación sino diseñarla y el segundo componente trabajar en el aspecto reputacional en la recuperación de la reputación de la institución”, precisó.

El imputado Miguel José Moya es gerente de la empresa Desarrollo, Individuo y Organización / DIO S.R.L.

Esos contratos y pagos se produjeron entre los años 2018 y 2020, y llegaron a tener un valor total de RD$19,683,600.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *