Comparte esta noticia con tus contactos

Ebrahim Raisi, presidente de Irán, murió luego de que el helicóptero en el que viajaba sufrió un accidente cerca a la frontera con Azerbaiyán. En la aeronave también viajaban el ministro de Asuntos Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, y otros seis pasajeros y tripulantes.

Tras el suceso, el líder supremo del país, el ayatolá Ali Jamenei, que tiene la última palabra sobre la política exterior y el programa nuclear de Irán, dijo que el primer vicepresidente del país, Mohammad Mokhber, asumirá el cargo de presidente interino. El viceministro de Asuntos Exteriores, Ali Bagheri Kani, fue nombrado ministro de Asuntos Exteriores en funciones.

“Anuncio cinco días de luto público y ofrezco mis condolencias al querido pueblo de Irán”, dijo Jamenei en un comunicado. En medio de la situación, las autoridades iraníes han tratado de proyectar una sensación de orden y control. El líder supremo también mencionó que “no habrá perturbaciones” en el trabajo del Gobierno. De acuerdo con la Constitución de Irán, se deben celebrar nuevas elecciones presidenciales en un plazo de 50 días.

Comentarios desactivados en Entre júbilo y llanto, Irán escoge al reemplazo del fenecido presidente Ebrahim Raisi