Comparte esta noticia con tus contactos

EEUU.- El gobierno de los Estados Unidos dijo que acordó un acuerdo de 1,740 millones de dólares por 66 millones de dosis de una vacuna COVID de Moderna Inc (MRNA.O) actualizada para la subvariante de Omicron para usar en una campaña de refuerzo de otoño e invierno, enviando Las acciones de Moderna suben un 3%.

 

Combinado con 105 millones de dosis que el gobierno ya acordó comprar a Pfizer Inc (PFE.N) y su socio BioNTech SE (22UAy.DE) por 3.200 millones de dólares, el último acuerdo sitúa el suministro d30e dosis de refuerzo de EE. UU. en alrededor de 171 millones de inyecciones.

 

Las infecciones por COVID-19 en los Estados Unidos han ido en aumento a medida que las subvariantes BA.4 y BA.5 de la variante Omicron se han extendido hasta representar más del 90 % de las infecciones en los EE. UU., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.

 

Estas subvariantes tienen mutaciones significativas desde las primeras versiones de Omicron y la protección de las vacunas disminuye con el tiempo.

 

La Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. recomendó en junio que los fabricantes de vacunas apunten a estas subvariantes para una posible dosis de refuerzo de la temporada de otoño en una vacuna bivalente que también incluye la cepa original.

 

Las 66 millones de dosis iniciales de Moderna se entregarán este año. Los acuerdos del gobierno con Moderna y Pfizer podrían ascender a 300 millones de dosis de cada empresa si ejerce todas sus opciones y obtiene financiamiento del Congreso.

 

“Mientras miramos hacia el otoño y el invierno… nos aseguramos de que los estadounidenses tengan las herramientas que necesitan para mantenerse seguros y ayudar a que nuestra nación siga avanzando”, dijo el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Xavier Becerra, en un comunicado.

 

Los candidatos de refuerzo deben obtener la autorización de la FDA y una recomendación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., antes de que puedan estar disponibles para un uso más amplio.

 

Fuente: Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.