Comparte esta noticia con tus contactos

Washington. -La tecnología bélica utilizada por Israel en el ataque limitado a Irán abrió una etapa inédita en la crisis de Medio Oriente
La ofensiva aérea israelí contra blancos iraníes se caracterizó por su precisión para golpear sin causar daños colaterales, en un complejo escenario que incluye la negociación por los rehenes, la fractura del mundo árabe y las dudas de Biden sobre los próximos pasos de Netanyahu.

(Desde Washington, Estados Unidos) Durante años, Israel e Irán protagonizaron una guerra en las sombras que se alumbraba con los ataques selectivos de Jerusalén a Líbano, Siria e Irak, y los misiles que Hamas, Hezbollah y los Hutíes lanzaban a territorio israelí por cuenta y orden de Teherán.

Pero en los últimos ocho días ese conflicto encapsulado quedó al descubierto cuando Irán disparó 300 misiles y drones sobre Israel, mientras que el gabinete de Guerra de Benjamín Netanyahu replicaba con un ataque aéreo preciso y limitado que hizo blanco muy cerca de una planta nuclear ubicada en la provincia de Isfahan.

Nunca había sucedido un ataque directo de Irán a Israel y viceversa. Y tampoco se había articulado una alianza defensiva de Israel integrada por estados árabes como Jordania y Arabia Saudita, que buscan balancear el poder regional de Teherán a través de un acercamiento constante con Jerusalén bajo las sugerencias diplomáticas del Departamento de Estado.

Pero el punto de inflexión de esta semana inédita en la crisis de Medio Oriente fue la tecnología desplegada por Israel que atacó con precisión a Isfahan sin causar un solo daño a las plantas de uranio que alimentan la carrera nuclear iraní.

En el Departamento de Estado se comprobó que los aviones israelíes no violaron el espacio aéreo de Jordania para replicar el ataque de los 300 drones y misiles lanzados por Irán días atrás. Asimismo, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) informó a la Casa Blanca que la ofensiva ordenada por el premier Benjamín Netanyahu irrumpió en territorio iraní para coronar una misión que sirvió para demostrar la ductilidad tecnológica de Israel.

En Washington muy pocos saben qué tipo de misiles se utilizaron, desde donde se lanzaron y qué blancos golpearon además de la ciudad de Isfahan. Sólo hay dos datos emitidos por la Casa Blanca y el Departamento de Estado: hubo drones que volaron por debajo de los radares de Teherán y Jerusalén usó misiles guiados por aviones de combate de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

“Lo único que le puedo confirmar es que Israel atacó un sistema antiaéreo S-300 de una base militar ubicada en la provincia de Isfahan”, dijo un funcionario de la administración demócrata que pasa sus días en el Ala Oeste de la Casa Blanca.

 

 

Comentarios desactivados en Esto es lo que se conoce sobre la tecnología usada por Israel en el ataque a Irán que ni la CIA ha podido descifrar