Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – De acuerdo con recientes estudios la inmunidad lograda por las vacunas contra el covid-19 en pacientes con cáncer es significativamente más débil que en el resto de las personas, lo que sugiere la necesidad de vacunación adicional a esos pacientes.

 

Según una investigación publicada por la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (Asco, por sus siglas en inglés), analizó la respuesta inmune tras las tres dosis de varias vacunas en 401 adultos con cáncer activo o recientemente tratados. Se incluyeron en la prueba las vacunas de Moderna, Pfizer y AstraZeneca.

 

La prueba permitió determinar que la respuesta inmune de los pacientes con cáncer en la sangre es significativamente más débil que la de los pacientes con tumores sólidos. Solo el 3,2 % de los 256 pacientes con tumores sólidos carecían de anticuerpos capaces de neutralizar el SARS-CoV-2 y prevenir la infección. En comparación, de los 137 pacientes que presentaban neoplasias hematológicas, un grupo de enfermedades malignas que afectan la sangre, el 30 % no tenía anticuerpos.

 

Respecto a la seguridad que ofrecen las vacunas contra el covid-19 para este tipo de pacientes, el equipo aseguró que en la prueba de 504 personas, entre niños y adultos, las tasas de reacciones graves fueron bajas y las interrupciones del tratamiento del cáncer fueron poco frecuentes. La mayoría de los pacientes experimentó efectos secundarios leves, siendo los más comunes dolor en el lugar de la inyección y fatiga.

 

Los investigadores también detectaron que la mayoría de las infecciones graves por covid-19 en pacientes con cáncer, ocurrían luego de seis meses de aplicada la vacuna, lo que mostró una disminución de la eficacia en el tiempo. Según los especialistas, este problema podría solucionarse aplicando dosis adicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.