Comparte esta noticia con tus contactos

KABUL— Un pequeño grupo de mujeres afganas protestaron cerca del Palacio Presidencial de Kabul con el fin de exigir igualdad de derechos a los talibanes, que trabajan para formar un gobierno en Afganistán y buscan el reconocimiento internacional.

 

Se recuerda que los talibanes capturaron la mayor parte del país en cuestión de días el mes pasado y festejó la salida de las últimas fuerzas estadounidenses después de 20 años de guerra. Ahora enfrenta el desafío urgente de gobernar una nación destrozada por la guerra que depende considerablemente de la ayuda internacional.

 

Por su parte los talibanes han prometido crear un gobierno incluyente y un régimen islámico más moderado que cuando gobernaron la nación de 1996 a 2001. Pero muchos afganos, en especial las mujeres, se sienten muy escépticos y temen un retroceso en sus derechos conseguidos en las últimas dos décadas.

 

La protesta en Kabul fue la segunda en igual número de días tras la efectuada en la ciudad occidental de Herat. Unas 20 mujeres con micrófonos se congregaron ante la vista atenta de elementos armados del Talibán, que permitieron que se llevara a cabo la manifestación.

 

Las mujeres exigieron acceso a la educación, el derecho a regresar a sus trabajos y participar en el gobierno del país. “La libertad es nuestro lema. Nos hace orgullosas”, decían en una de sus pancartas.

 

Un combatiente talibán avanzó entre la gente en un momento dado, pero testigos dijeron que estaba enojado con los transeúntes que se detenían a ver la protesta y no con las manifestantes.

 

“Nos preocupan las cuestiones del respeto a los derechos humanos en Afganistán, en particular los derechos de las mujeres”, dijo el viernes Stephan Dujarric, portavoz de las Naciones Unidas. “Es imperativo que las mujeres tengan el derecho a trabajar, a trabajar en un ambiente seguro, y esos son algunos de los asuntos traídos a la atención de nuestros interlocutores en Kabul y otras partes”.

 

Los talibanes han dicho que las mujeres podrán continuar su educación y trabajar fuera de casa, derechos que se les negaron cuando el grupo extremista ejerció el poder la ocasión anterior. Sin embargo, también han anunciado que impondrán la sharía, o ley islámica, sin abundar en detalles.

 

La interpretación de la ley islámica varía ampliamente en el mundo musulmán, donde predominan variantes más moderadas. El régimen anterior del Talibán se formó conforme a las tradiciones tribales únicas de Afganistán, en las que las mujeres no son vistas en público. Esas costumbres perduran, especialmente en las zonas rurales, incluso durante los 20 años de gobiernos respaldados por Occidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *