Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- La Iglesia Católica advirtió en el día de hoy al ministro de Educación Roberto Fulcar que la cancelación de los directores regionales y distritales decidida por el Consejo Nacional de Educación abre la puerta a un conflicto innecesario, solicitó al gobierno y al Minerd a que no detenga la historial pisoteando derechos adquiridos para poder avanzar como nación.

 

Asimismo, señaló que en momentos en que se necesita de la unidad, esta acción debilita la institucionalidad que tanto anhela el país, porque los directores actuales llegaron a esos puestos a través de concursos de oposición.

 

Además, manifestó que sustituirlos para nombrarlos como asesores, supone además la erogación adicional de más recursos económicos por parte del Estado, en un momento en donde el Presidente de la República aboga por la eficientización del gasto público.

 

“Llega en un momento en que el sistema educativo dominicano necesita aunar esfuerzos y voluntades para enfrentar de manera eficaz la crisis creada por el Covid-19, que ha puesto en peligro el inicio del nuevo año escolar, esta vez de manera virtual”, apunta el editorial del semanario Camino, órgano del Arzobispado de Santiago y la Conferencia del Episcopado Dominicano.

 

La Iglesia se hace la pregunta de a quiénes pondrán ahora en las direcciones regionales y sin tendrán criterios para tomar en cuenta para su designación.

 

“Estemos claros, no se avanza cuando se pisotean derechos adquiridos. No detengan la historia”, apunta.

 

Finalmente expresa que para tener una mejor nación se necesita actuar apegados a la ley, en esta ocasión, la 66-97.

 

Refiere que con la medida del Consejo Nacional de Educación se le crea al Gobierno un conflicto innecesario y que ese ruido que entorpece la paz, cuando más necesita la unidad ante el inicio de un nuevo año académico cargado de incertidumbre.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.