Comparte esta noticia con tus contactos

Egipto. – El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se comprometió el martes a lanzar una incursión sobre la ciudad del sur de Gaza en la que se refugian cientos de miles de palestinos.

Netanyahu apuntó que Israel entrará en Rafah para destruir a los batallones de Hamás presentes allí “con o sin acuerdo”. Israel y Hamás están negociando un acuerdo de alto el fuego para la liberación de los rehenes y para un cierto alivio en una guerra que dura casi siete meses.

El líder israelí se ha comprometido a lograr la “victoria total” en la guerra y se ha enfrentado a la presión de sus socios de gobierno nacionalistas para lanzar una ofensiva sobre Rafah, que según Israel es el último gran bastión del grupo insurgente palestino.

Antes en el día, la televisora estatal egipcia por satélite Al-Qahera News reportó que responsables de Hamás abandonaron El Cairo tras mantener conversaciones con funcionarios egipcios sobre una nueva propuesta de alto el fuego en Gaza.

La cadena, que tiene una estrecha vinculación con las agencias de seguridad egipcias, dijo que la delegación de Hamás regresará a la capital de Egipto con una respuesta por escrito a la propuesta de alto el fuego, pero no ofreció fechas.

El lunes, la delegación encabezada por Khalil al-Hayya, un alto cargo del grupo insurgente palestinos, mantuvo conversaciones con funcionarios egipcios centradas en la propuesta elaborada por el país para establecer un alto el fuego en la Franja de Gaza.

Junto a Qatar y Estados Unidos, Egipto actúa como mediador entre Israel y Hamás para lograr una tregua tras casi siete meses de guerra. En las últimas semanas, El Cairo ha intensificado sus esfuerzos de mediación en un intento de evitar una ofensiva israelí sobre Rafah, la ciudad más meridional de Gaza, en la frontera con Egipto, donde se refugia más de la mitad de la población del sitiado enclave.

Los términos de la propuesta no se han hecho públicos. Pero los medios israelíes dijeron que Israel ha suavizado su postura y ahora pide la liberación de 33 rehenes — desde las 40 iniciales — a cambio de la de unos 900 palestinos presos en sus cárceles. Se cree que Hamás tiene alrededor de 100 israelíes cautivos en Gaza y los restos mortales de la menos 30 más.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Gaza dijo el martes en su reporte diario que los hospitales del territorio recibieron 47 cadáveres en las últimas 24 horas, además de 61 heridos.

La guerra en Gaza comenzó tras el asalto sin precedentes del 7 de octubre sobre el sur de Israel en el que los insurgentes mataron a alrededor de 1.200 personas, en su mayoría civiles, y capturaron a unas 250 más como rehenes.

La posterior campaña aérea y terrestre israelí en la Franja se ha cobrado la vida de al menos 34.536 palestinos, en su mayoría mujeres y menores, según el Ministerio de Salud gazatí, cuyo conteo no diferencia entre víctimas civiles y combatientes. Al menos 77.704 personas más han resultado heridas, añadió.

El ejército israelí afirma que sus tropas han matado a unos 13.000 insurgentes desde octubre, pero no ha ofrecido evidencias que respalden su afirmación.

 

Comentarios desactivados en Israel se prepara para atacar Rafah “último gran bastión de Hamas”