Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El neurocirujano José Joaquín Puello, calificó como “altamente preocupante” la situación sanitaria en la República Dominicana, por el contagio exponencial del coronavirus, atribuido al irrespeto a las medidas restrictivas y la desescalada de la economía.

 

Asimismo, el director de Neurología de Cecanot propone para controlar esta realidad, establecer una cuarentena controlada de 12 horas, emulando el ejemplo de otros países que han controlado la propagación de la pandemia.

 

“Yo no estoy hablando de una cuarentena total, sino controlada, que una parte de la población esté en la casa, más de la mitad del tiempo en que nosotros actuamos socialmente”, dijo el experto en una entrevista.

 

Además, señaló que la única fórmula que se ha encontrado en países donde se ha ejercido de verdad las medidas restrictivas es que la gente cumpla con uso mascarillas, distanciamiento social, y obviamente  cuarentena controlada.

 

En ese orden, también reconoció que en el país se están haciendo más pruebas, pero los modelos matemáticos de varias universidades estadounidenses indican que por cada paciente positivo hay dos o tres en las calles que presintomáticos  o asintomáticos. También proyecta que si no se toman medidas el país tendría un balance de al menos ocho mil muertes este año.

 

También agregó que una vez comienza este contagio exponencial comunitario es muy difícil de detener, porque el virus se  propaga a una velocidad increíble, «entonces de tanta forma que nosotros podemos contagiar que ustedes no se imaginan lo que eso significa en una población, y por supuesto está el corolario, a  mayores contagiados mayores complicaciones, mayor aumento de la presión en los hospitales y por supuesto, que es un tema que uno no debería decir,  pero es verdad, el cuidado de los pacientes críticos es un costo inmenso para el estado”.

 

Finamente, precisó que es todo un conglomerado que hay que tratar con mucho cuidado para que las personas que tienen que salir a trabajar lo hagan, pero que sufran el menor contagio posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *