Comparte esta noticia con tus contactos

HAITÍ.- El juez de instrucción que fue designado el pasado lunes para dirigir la investigación judicial sobre el magnicidio del presidente de Haití Jovenel Moise, quien fue asesinado a tiros en julio por un comando armado, anunció el viernes que abandona el caso.

 

“Nos desvinculamos de este caso por razones personales y ordenamos su devolución al decano de este tribunal”, expresó el  magistrado Mathieu Chanlatte.

 

Cabe destacar que la rapidez con la que el magistrado abandonó este caso, epicentro de la atención nacional, no sorprende a algunos profesionales de la justicia, que no ocultan el peligro de la misión.

 

“Yo dije que sería difícil para el juez Chanlatte: sigue teniendo el mismo coche, no tiene otros agentes de seguridad adscritos a su servicio”, reaccionó el juez Jean Wilner Morin, presidente de la Asociación Nacional de Magistrados de Haití.

 

“Las bandas armadas están en las inmediaciones del tribunal de primera instancia de Puerto Príncipe, por lo que es muy difícil que cualquier magistrado pueda llevar a cabo este caso”, añadió Morin.

 

Chanlatte es reconocido como un juez experimentado que ha trabajado en varios procesos importantes, incluyendo el caso Dermalog, que involucra a la viuda de Jovenel Moise.

 

A esta la oposición acusa de otorgar a una compañía internacional alemana la fabricación de las cédulas para los haitianos, proceso que no le concernía.

 

En la investigación sobre el asesinato del presidente el 7 de julio en su domicilio, la policía haitiana dice haber detenido ya a 44 personas, entre ellas 12 policías haitianos, 18 colombianos y dos estadounidenses de origen haitiano.

 

Las interrogantes sobre el asesinato aumentan en el país: ¿quiénes son los autores? ¿Cuál fue el motivo de este ataque en el que la primera dama resultó herida de bala, pero ningún agente de la seguridad del jefe de Estado fue lesionado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.