Comparte esta noticia con tus contactos

San Cristóbal, RD. –Luego de que a las 7:00 de la mañana del pasado miércoles una patana repleta de sacos de cemento impactara a un autobús de la ruta 66 en Quita Sueño, Haina; los familiares de Rosalba Campusano empezaron inmediatamente a buscar respuestas sobre cuál había sido su paradero luego del accidente.

Tras no poder comunicarse con ella, sus parientes comenzaron a tener el presentimiento de que algo “no estaba bien” y empezaron a preocuparse por el estado de Rosalba, quien salió a tomar el autobús aproximadamente a la misma hora en que ocurre el accidente, que hasta el momento lleva 10 muertes y varios heridos.

“La estuvimos buscando en diferentes hospitales porque primero decían que estaba viva y entonces como no aparecía fue que nos dimos cuenta que algo estaba sucediendo y ahí a último momento, luego de que esos cuerpos de búsqueda especializados se marcharon y lo que se quedaron fueron los buzos que estaban ahí buscando cemento, ellos fueron los que la encontraron”, exclamó un pariente de Rosalba.

Miguelina Campusano, hermana de Rosalba, agregó que la misma llegó sin vida al hospital Barsequillo y que solo están a la espera de que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) les entregue el cadáver para darle cristiana sepultura.

La familia de Rosalba no fue la única que realizó un periplo por varios de los centros médicos de la zona en búsqueda de noticias sobre sus parientes, ya que Martín Molina contó que al enterarse del accidente se presentó en la escena y luego se dirigió hacia el hospital Barsequillo, de Quita Sueño, para trasladarse posteriormente hasta el Juan Pablo Pina en San Cristóbal en búsqueda de su sobrino Carlos, y la esposa de otro pariente.

Molina señala que fue uno de las personas que se encontraban en la escena sacando sacos de cemento para facilitar el rescate que identificó a sus familiares, y de inmediato lo llama para decirle que se presente en el lugar donde ocurrió el accidente.

“Carlos está entubado y delicado, la esposa de mi sobrino, igual está entubado. Nosotros estábamos en la casa y cuando nos avisaron que pasó eso y que fue la ruta 66, nos pusimos nerviosos porque es la ruta que pasa por allá. Nos pusimos nerviosos porque es que uno conoce a mucha y al final fue que se dieron cuenta de la esposa de mi sobrino”, narra Martín, quien se encontraba a las afueras del área de emergencias del Juan Pablo Pina, junto a parientes de otros heridos, esperando noticias sobre sus familiares.

Justo en ese mismo lugar se encontraba Maribel del Rosario a la espera de una actualización sobre el estado de salud de su hermana, María, quien está entubada con golpes en la columna y en la cabeza; además de tener una pierna rota.

“Yo fui a llevar mi niño a la escuela y al volver otra hermana me estaba llamando para saber si yo me enteré del accidente, le dije que pero justamente vi un video y pregunté por mi hermana que siempre se va a esa hora, coge esa 66 a las siete de la mañana; nos cansamos de llamarla y de escribirle y nosotros comenzamos a indagar y buscar y a eso de las 11 de la mañana fue que la encontramos aquí (en el hospital)”, señaló Maribel.

 

 

 

 

 

Comentarios desactivados en La agonía de los familiares de las víctimas tras el accidente en Quita Sueño