Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Los legisladores de los partidos Revolucionario Moderno (PRM), Reformista Social Cristiano (PRSC), de la Liberación Dominicana (PLD), de la Fuerza del Pueblo (FP), ponderaron y favorecieron que la República Dominicana pueda servir de escenario para impulsar un diálogo con el objetivo de contribuir a resolver la crisis que enfrenta el vecino Haití, tras el magnicidio del que fue objeto su presidente, Jovenel Moïse.

 

Por su parte, el vocero del bloque de diputados del partido reformista, Máximo Castro Silverio, dijo que está “totalmente de acuerdo” con que la República Dominicana pueda servir como árbitro ante la posibilidad de que se lleve a cabo un diálogo sobre el tema haitiano en el país.

 

“Conversando es que se llega a acuerdos y se buscan soluciones. Nosotros que somos los vecinos más cercanos tenemos que abrirnos y tenemos que facilitarles el diálogo a ellos (a los haitianos)”, precisó.

 

El diputado recordó además que la República Dominicana sirvió de escenario para resolver conflictos de Venezuela.

 

Mientras que el vocero del bloque de diputados del PLD, Gustavo Sánchez, también se mostró de acuerdo con que el país pueda ser punto de consenso para resolver la crisis que enfrenta el vecino país, como a su entender ha ocurrido con otros países de América Latina.

 

Dijo que Venezuela usó el territorio dominicano en un momento como punto de equilibro para dirimir diferencias.

 

“Igual que lo hicimos con Venezuela, ¿por qué no hacerlo con Haití?”, se cuestionó.

 

Destacó que la República Dominicana siempre ha considerado que el valor de la democracia debe ser impulsado por los países en todo el mundo y que esta nación entiende perfectamente la importancia de garantizar el orden y la paz, porque ha sido víctima de dictaduras.

 

Mientras que el diputado de la Fuerza del Pueblo, Tobías Crespo, destacó que su líder Leonel Fernández, cuando fue presidente de la República, encabezó los diálogos entre Venezuela y Colombia y otros países a fin de que se lograran dirimir conflictos.

 

Resaltó que la República Dominicana se ha abierto a las relaciones internacionales y que el uso del territorio nacional para resolver conflictos entre otras naciones ha proyectado una buena imagen del país.

 

Al ser cuestionado sobre el tema, el diputado perremeista Ramón Bueno favoreció que el país sea sede del diálogo que podría realizarse sobre el tema haitiano “siempre y cuando la República Dominicana entienda que el Estado dominicano tenga que colaborar para ese problema se resuelva”.

 

Los diputados favorecieron que los organismos internacionales asuman su rol a fin de que la República Dominicana no tenga que seguir asumiendo el problema haitiano al tener que ofrecerles servicios a cientos de sus nacionales en los centros asistenciales públicos, en los centros educativos y otras áreas.

 

Los legisladores también le restaron importancia al hecho de que a través de una aeronave de Helidosa, empresa del dirigente político peledeista Gonzalo Castillo, se haya trasladado a presuntos mercenarios acusados del magnicidio en contra el presidente haitiano.

 

Además, coincidieron en destacar que esa empresa ofreció sus servicios como de forma rutinaria lo hace y que es función de los organismos de inteligencia determinar cualquier propósito posterior que pudieran tener sus tripulantes.

 

Comunicado Mirex

 

A través de un comunicado, emitido el pasado fin de semana, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Mirex) manifestó su preocupación por la crisis haitiana por entender que ésta desborda el marco constitucional y la misma fue desatada tras el magnicidio contra el mandatario Jovenel Moïse.

 

La institución que representa el canciller, Roberto Álvarez, expresó su simpatía “con las voces que desde Haití llaman a un gran diálogo nacional que brinde respuesta a esta profunda crisis política y a la espiral de violencia por la que atraviesa”.

 

En ese sentido, favoreció un “diálogo político amplio, inclusivo, sostenido y de buena fe” que permita lograr un pacto de gobernabilidad a fin de restaurar la legitimidad democrática y la institucionalidad en el vecino país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *