Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El presidente de la República, Luis Abinader, agotó una agenda de trabajo en Sabana Perdida del municipio Santo Domingo Norte, donde anunció múltiples obras y soluciones para los munícipes, entre las que destacan la construcción de cinco destacamentos policiales, el diseño de un Palacio de Justicia y un centro comunal.

 

Asimismo, desde que inició su gobierno, el mandatario pregona cuantiosas promesas, lo que ha llevado a la oposición a cuestionar su cumplimento en solo cuatro años. Es por esto, que, ante decenas de representantes del sector agropecuario, Abinader desafió a sus opositores a darle seguimiento a las ejecutorias de su mandato.

 

“Ellos dicen, ‘Abinader está anunciando obras y no las va a hacer’, que me caigan atrás”, fue una de las frases del gobernante que recibió la ovación de los presentes en el local Isidro Torres de Sabana Perdida, donde unos cuantos aprovecharon los aplausos para lanzar consignas releccionistas: “4 más”.

 

Ante decenas de munícipes que, de manera incesante, pedían la resolución inmediata de las problemáticas de su sector como calles asfaltadas, aceras, contenes y caminos vecinales, el presidente los instó a tener paciencia: “El Gobierno no tiene dinero para resolver inmediatamente todo, tiene que hacerlo de manera gradual”.

 

Cinco destacamentos y un Palacio de Justicia

 

El mandatario dio el picazo para la construcción de cinco destacamentos policiales. Estas edificaciones forman parte del Plan Nacional Seguridad Ciudadana y servirán para dignificar la labor de los agentes policiales en la protección de la ciudadanía, resaltó Ángel Cruz, presidente de la Comisión de Desarrollo Provincial que ejecutará la obra.

 

Por otro lado, durante un encuentro con mujeres emprendedoras, Abinader anunció que desde hace tiempo se trabaja en el diseño de un Palacio de Justicia en Santo Domingo Norte.

 

Aseguró que el Estado dispone de los recursos para levantar dicha obra, pero que por la falta de un terreno no había querido anunciar la promesa de un edificio judicial para Villa Mella.

 

Otras promesas

 

El gobernante aseguró que, en un período de 12 a 18 meses, en coordinación con el sector privado, se levantará un centro comunal que albergará todas las tradiciones de Villa Mella, en atención a una petición de las mujeres emprendedoras quienes expresaron la necesidad de hacer del populoso municipio un atractivo turístico.

 

Prometió atender de manera especial a los Centros de Atención Integral a La Primera Infancia (Caipi) y de Atención Integral para la Discapacidad (Caid), programas que no han logrado cumplir con la demanda de la población por trabas legales por funciones parecidas a las delegadas al Ministerio de Educación, aseguró.

 

Comisionó a la gobernadora de la provincia, Julia Drullard y a la ministra de la Mujer Mayra Jiménez, para que junto al director del Programa de Apoyo a la Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Promipyme), Porfirio Peralta, faciliten financiamientos para que las mujeres puedan desarrollar sus iniciativas de negocios.

 

Abinader supervisó, además, las Bodegas Móviles instaladas por el Instituto Nacional de Estabilización de Precios (Inespre) y saludó a las personas que ayer recibieron su tarjeta Supérate, en un acto encabezado por Gloria Reyes en el Polideportivo de Sabana Perdida.

 

Acompañaron al presidente en recorrido, la primera dama, Raquel Peña; el senador por la provincia Santo Domingo, Antonio Tavares Guzmán; la gobernadora de la provincia, Julia Drullard; Limbert Cruz, ministro de Agricultura; Iván Hernández Guzmán, director de Inespre; Fernando Durán, administrador del Banco Agrícola; Isidro Torres, director general de los Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC), y la diputada del municipio Santo Domingo Norte, Betty Gerónimo.

 

También, Carlos Padilla, subdirector de del Programa de Medicamentos Esenciales- Central de Abastecimiento Logístico (Promese/Cal) y Caonabo Gutiérrez, supervisor general del municipio de Santo Domingo Norte de Edeeste.

 

Gobierno del presidente Luis Abinader aminora alzas del costo mundial de alimentos para salvaguardar presupuestos familiares en el país; precios en RD variaron un 0.96% en marzo, mientras en la FAO se incrementó en un 12,6% en el mismo período

 

Santo Domingo. – Las alzas de precios internacionales se reflejan en los costos locales de los alimentos, pero no en la magnitud de las alzas mundiales, porque el Gobierno aplica políticas de apoyo a la producción y de protección a los consumidores para manejar esta crisis mundial.

 

Por su parte, el director de Estrategia y Comunicación Gubernamental y vocero del presidente Luis Abinader, Homero Figueroa, dio a conocer la tarde de este domingo, en un comunicado, el impacto internacional de los aumentos en productos comestibles y las medidas adoptadas por el Gobierno dominicano para impedir que los altos precios se transfieran a los consumidores.

 

“El pueblo dominicano debe estar seguro de que manejaremos esta crisis internacional de precios con la misma habilidad que aplicamos ante la pandemia. Nuestro propósito en esta coyuntura especial es proteger el presupuesto de las familias dominicanas al mismo tiempo que mantenemos el apoyo a la producción nacional”, explicó Homero Figueroa a través de su cuenta de Twitter.

 

Asimismo, resaltó que el Gobierno aplica políticas de apoyo a la producción, como financiamientos a tasa cero y el subsidio a las importaciones de materias primas. También aplica políticas de protección a los consumidores, como el subsidio a los combustibles, el incremento de los subsidios directos alimenticios y la venta de productos de la canasta básica a bajos precios.

 

A estos esfuerzos, agregó, se integrará una ley temporal que eliminará los aranceles a las importaciones de 67 productos de la canasta básica de alimentos durante seis meses.

 

El índice de precios de los alimentos de la FAO, explicó el vocero presidencial, es una medida de la variación mensual de los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios.

 

Manifestó que la medida es el resultado del promedio de los índices de precios de cinco grupos de productos básicos. Puso como ejemplo que en marzo de 2022 se incrementó un 12,6% por encima de febrero del mismo año.

 

Esto representa, indicó, el nivel de incremento más elevado registrado desde 1990, y se explica por las alzas históricas experimentadas por los aceites vegetales y los cereales.

 

Citó que el índice de precios de los aceites vegetales presentó un aumento en marzo de un 23,2% respecto a febrero. Esta pronunciada subida, señaló, se vio impulsada por la disminución de la oferta, la creciente demanda y los valores volátiles del petróleo.

 

Asimismo, el índice de precios de los cereales se ubicó en marzo en un 17,1% por encima de febrero. Este aumento, manifestó, se explica por el súbito incremento del trigo y de los cereales secundarios como consecuencia del impacto del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania en las exportaciones de los dos países.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.