Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El ministro de Educación Roberto Fulcar, aseguró que mostrará de manera seria el protocolo general para el regreso presencial a las clases, el cual se tiene pautado que sea de forma “gradual, voluntario, progresivo y bajo consentimiento” de los padres.

Después de la llegada al país del COVID-19, clases presenciales fueron suspendidas el año pasado.

De acuerdo con la entidad educativa, la presentación se realizará a partir de las 10:00 de la mañana en el Centro Cultural de las Telecomunicaciones, ubicado en la calle Isabel La Católica, en la Ciudad Colonial, Distrito Nacional.

El funcionario señaló que para el retorno a las aulas se han estado vacunando contra el COVID-19 los docentes, los cuales no estaban en la fase del Plan Nacional de Vacunación que ejecuta el Gobierno, a través del Gabinete de Salud.

De igual forma, indicó que el regreso a clases presenciales fue aprobado a unanimidad en una reunión del Consejo Nacional de Educación (CNE), realizada el 24 de febrero. Fue encabezada por el ministro de Educación, Roberto Furcal, quien adelantó que el regreso a clases, tras casi un año de docencia virtual y a distancia, se haría de forma escalonada y con el consentimiento de los padres.

Por su parte, la Asociación de Profesores Dominicana (ADP) acudió a la reunión en la que se aprobó el regreso presencial a las clases, luego la presidenta del gremio, Xiomara Guante, dijo que “eso no era lo que se había aprobado” y denunció que el ministro Fulcar estaba accediendo a presiones del empresariado. Dijo que no había condiciones en las aulas para que los alumnos volvieran a las clases.

Se recuerda que la semana pasada, la presidenta de la ADP, Xiomara Guante, denunció que el Ministerio de Educación recibe presiones del sector empresarial para que los estudiantes puedan volver a las aulas, pero que los maestros exigen que previamente se cumplan con requerimientos que garanticen un retorno seguro a clases, tanto para ellos como para los alumnos.

La propuesta fue rechazada tajantemente por el ministro de Educación. “A nosotros no nos mueve ninguna presión de ningún sector. Obviamente como organismo rector de la Educación de la República Dominicana y como servidores públicos, estamos en el deber de escuchar a todos los sectores y a todas las personas que tengan alguna opinión, alguna propuesta o alguna recomendación al respecto, pero a la hora de tomar decisiones, tomamos decisiones en procura de la educación y de la salud de los maestros, los estudiantes, de la comunidad educativa y de la familia dominicana”, expresó en la ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *