Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Lilliam Fondeur

Ser mujer es un factor de riesgo para no estar bien, para la infelicidad Mientras conducía hacia la consulta escuchaba en la radio las declaraciones de la actriz Sally Field, de cómo fue víctima de su talento y maltratada por su exesposo Burt Reynolds. Eso le pasa por ser buena y ganar el reconocimiento del público y varios Oscars.

Aunque el hecho de que las mujeres tengan que pagar con la soledad el precio del éxito es una historia conocida, recordar las actuaciones de Sally Field y las consecuencias de su talento lo sentí como un puñal en el esternón. Ya en mi espacio de trabajo, un lugar donde debo controlar las variables (la más grande de todas las falsedades); entra Martina, de 67 años. Tiene cuarenta años de casada y 3 hijos. Demanda que le estreche la vagina porque su marido no siente nada.

Me atormenta todo lo que cuenta, lo que articula y lo que expresa su cuerpo. El patriarcado nos ha hecho creer que somos las culpables de todos los males. Incluso si nuestro marido o pareja nos es infiel, es por culpa de nosotras.

Me cuenta: “Doctora, usted no se imagina, mi marido tiene que irse a buscar fuera lo que yo no le puedo dar. Él necesita una vagina apretada, como las de las jóvenes de 25 y 30 años, ya sabe usted que él no siente nada conmigo, incluso me dice que soy un tanque”.

Le pido que pare un poco y reconozca que decirle que ella es un tanque es un acto de violencia. Que, si bien es cierto que su vagina ha cambiado por los partos y el paso de los años, también el pene de él no es tan fuerte y grueso como 30 años atrás. Ella no escucha, entiende que es su exclusiva responsabilidad volver a tener una vagina apretada para que él se sienta bien.

Luego se vuelve a inculpar afirmando que se ha dedicado a los hijos; ha abandonado atender a su marido y no quiere perderlo. Que por favor la ayude a apretar su vagina. La apropiación del sistema patriarcal del cuerpo de las mujeres, la validación de las mujeres en función a que el hombre la considere deseable, es un verdadero obstáculo para lograr la felicidad.

Comentarios desactivados en Mujer: factor de riesgo