Comparte esta noticia con tus contactos

GINEBRA. – La Organización Mundial de la Salud (OMS), informó que el número de casos de coronavirus subió un 18% en la última semana, con más de 4,1 millones de casos reportados en todo el mundo.

A través de su nuevo reporte semanal, la agencia de salud de Naciones Unidas dijo que la cifra global de muertes se había mantenido relativamente similar a la semana anterior, unas 8.500. Las muertes asociadas al covid-19 aumentaron en tres regiones: Oriente Medio, el sureste de Asia y América.

El mayor aumento semanal en los contagios se registró en Oriente Medio, donde aumentó en un 47%, según el informe publicado el miércoles por la noche. Los contagios subieron en torno a un 32% en Europa y el sureste de Asia, y un 14% en América, según la OMS.

Los casos iban en aumento en 110 países, impulsados principalmente por las variantes BA.4 y BA.5 de ómicron. “Esta pandemia está cambiando, pero no ha terminado”, dijo Tedros esta semana durante una conferencia de prensa.

La capacidad de seguir la evolución genética del covid-19 está “amenazada”, señaló, ya que los países han relajado los controles y los esfuerzos de secuenciación genética. Eso podría hacer más difícil identificar nuevas variantes posiblemente peligrosas.

Tedros pidió a los países que inmunizaran a su población más vulnerable, como el personal médico y mayores de 60, y señaló que cientos de millones de personas siguen sin vacunar y están en riesgo de sufrir enfermedad grave y muerte. Aunque se han administrado más de 1.200 millones de vacunas de covid-19 en todo el mundo, señaló, la media de inmunización en países pobres está en torno al 13%.

“Si los países ricos están vacunando niños desde los 6 meses y planean hacer nuevas rondas de vacunación, es incomprensible sugerir que los países de menores ingresos no deben vacunar y reforzar a sus (personas) de mayor riesgo”, dijo.

Según cifras recopiladas por Oxfam y la People’s Vaccine Alliance, se han entregado menos de la mitad de los 2.100 millones de vacunas prometidas a países pobres por el Grupo de las Siete grandes economías.

Estados Unidos autorizó este mes la vacunación de bebés y niños preescolares contra el covid-19 y presentó un plan nacional dirigido a 18 millones de niños pequeños. Las autoridades estadounidenses también han recomendado que algunos adultos reciban dosis de refuerzos en otoño ajustadas a las nuevas variantes de coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.