Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Germán Martínez

 

La oposición al actual gobierno, como la de los pa­sados tiene que jugar su rol, es la democracia.

 

Asumirse crítica y hasta mordaz pues deben aspirar unos a volver al poder y otros a llegar.

 

Pero la oposición al gobierno de Luis Abinader tiene en su ejercicio mucha maldad, mucha mentira y mucho abu­so con un gobernante que llegó al ejerci­cio del poder en la peor crisis de salud y económica de la historia nacional, y con un latrocinio de estado igualmente nun­ca visto. Se quiere acusar al gobierno de los altos precios del petróleo y de todos los mercados internacionales, el país más poderoso de la tierra pasa por su peor cri­sis económica. Aquí hemos terminado un año con resultados económicos positivos, y un Presidente que trabaja 20 horas, va­mos muy bien, la oposición debe seguir jugando su rol, eso hizo Chacumbele y sa­bemos que pasó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.