Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

 

Hay mujeres que han sido otras madres para noso­tros, le llamamos “madres espirituales” y algunas han sido más qué madres espirituales. Tenemos la madre que nos dio el ser y tenemos otras madres. La ma­yoría de seres humanos tienen otras ma­dres y entre ellas hay que colocar tam­bién a la Altagracia.

 

Para los dominicanos, ella es otra ma­dre, ella camina por toda la geografía nacional. Hay muchas historias y no se han escrito todas, ni hay libros para es­cribir todo lo que esa madre ha hecho por sus hijos. Por eso nosotros conservemos siempre la memoria de esa otra madre y los que lo viven saben que pueden tener su madre que le dio el ser y otras madres espirituales y esta otra madre, la Virgen de la Altagracia. Entre las otras madres de la vida incluyamos a la Virgen de la Al­tagracia.

 

Hasta mañana si Dios usted y yo lo queremos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.