Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El periodista José Luis Taveras, señaló que cualquier logro que pudiera mostrar el presidente Danilo Medina en su ocho años de gobierno, está eclipsado por la inmensa sombra de la corrupción que arropa su gestión gubernamental.

“Deja usted, señor Medina, uno de los gobiernos más corruptos de la historia. Cualquier logro que pudiera rescatarse quedaría eclipsado por esa inmensa sombra. Nada que se diga a favor de su gestión quedaría redimido de su visión licenciosa de la política, esa que le causó un daño genético a la ya quebrada institucionalidad dominicana. Ningún presidente se sirvió tan pródigamente de su condición para constituir una casta de poder como la que se forjó bajo sus indulgencias. Usted instituyó el nepotismo como práctica corriente de la vida pública, encumbró el “chopismo de Estado” dándole cargos hasta a quien no lo pedía, pervirtió a la prensa a través de una red obscena de mercenarismo de opinión, usó y abusó sin contención de los recursos del Estado para adocenar voluntades políticas. Usted, señor Medina, se erigió en el padre del “populismo burocrático”, manifestó el escritor en su artículo publicado en Diario Libre bajo el título: “Carta de despedida a Danilo Medina).

Asimismo, el articulista y filántropo, resaltó que Medina “engañó” a sus hombres bajo la promesa de “sangre nueva”.

“Usó como baratos trastos a hombres de dilatada preparación política como Reinaldo Pared Pérez, Francisco Domínguez Brito o Carlos Amarante Baret. Los entretuvo con caramelos bajo la promesa del famoso relevo de “sangre nueva” cuando usted ya tenía armada su treta con su único candidato. Esa urdimbre no consideró lealtades, méritos ni historia; muchachos que envejecieron esperando la oportunidad que usted le falseó. En el fondo tampoco quería que nadie desarrollara una vida política propia o ajena a su celosa tutela, esa que consentía el enanismo de Gonzalo Castillo”, precisó Taveras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.