Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Es la primera vez en la histo­ria del béisbol dominicano que una franquicia no traerá al menos al inicio del torneo, jugadores importados de posición.

 

Y esta se le atribuye a los Tigres del Licey, cuyo presidente Do­mingo Pichardo reveló ayer que el conjunto solo impor­tará a cinco extranjeros pa­ra el campeonato de béisbol que inicia el próximo 15 de noviembre.

 

“Los cinco importados que traemos serán todos lanzadores, al menos en esta primera parte, aunque eso no indica que si necesitamos jugadores en algunas de las demás posiciones no lo im­portemos”, indicó Domingo Pichardo, presidente de los Tigres del Licey.

 

Asimismo, Pichardo manifestó que el conjunto exhibe tan­to talento nativo que por el momento no será necesario traer al país algún antesalis­ta, inicialista, receptor o jar­dinero.

 

De su lado, la receptoría explicó que los azules poseen a tres probados en la Liga en las personas de Wellington Castillo, Yermín Mercedes y Michael De la Cruz y de esta manera ocurre en casi todas de las demás posiciones en que la versatilidad sobresale entre los felinos.

 

Sostuvo que jugadores co­mo Pablo Reyes, Rossell He­rrera, Erick Mejía, Carlos Franco entre otros cuentan con la versatilidad de actuar en varias posiciones y hacer­lo bien.

 

“Contamos con un talento nativo envidiable, con la ca­pacidad de cada noche pre­sentar un gran equipo en el terreno”, agregó, al tiempo de señalar que un manager agre­sivo como Luis Sojo sabrá sa­carle bien provecho a este conjunto que presenta una di­versidad de herramientas.

 

La directiva presentó a Salud Pública un plan para que en el estadio Quisqueya se pueda albergar el 30 por ciento de su capacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.