Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El presidente del Instituto Duartiano, Wilson Gómez, calificó como ilegal y contra la Constitución dominicana y las leyes, el acuerdo suscrito entre la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS) y el consulado general de Haití de Santiago para gestionar visas e incluir en el sistema de seguridad social a trabajadores haitianos en el país.

Asimismo, sostuvo que “ninguna entidad puede convenir con autoridades diplomáticas de otras naciones porque la Carta Sustantiva dominicana y las leyes reservan esa tarea al Estado.

El consulado y ACIS firmaron un acuerdo interinstitucional con los propósitos ya mencionados, bajo el entendido que la iniciativa ayudaría a fortalecer el sistema económico, empresarial e industrial de ambas naciones.

En tal sentido, Wilson Gómez manifestó que el citado acuerdo, rompe con el ordenamiento jurídico y, además, es contraproducente que instituciones no oficiales pretendan regularizar en territorio nacional a trabajadores extranjeros en detrimento de empleos dominicanos.

Acto a Mella

El presidente del instituto Duartiano habló en la ofrenda floral en el Altar de la Patria por el 158 aniversario del fallecimiento del prócer Ramón Matías Mella, a quien definió como un ciudadano ejemplar y patriota que asumió con gallardía roles de extraordinaria trascendencia para alcanzar la liberación del pueblo dominicano.

“Fue un hombre extraordinario, de una figura que jugó un rol determinante para que el pueblo dominicano alcanzara la materialización del proyecto diseñado y ejecutado en parte por el líder trinitario, Juan Pablo Duarte y Díez e impulsado por Mella, Sánchez y otros próceres”, precisó.

Sostuvo que el general Mella se distinguió por su carácter recto y firme, su rectitud, su sentido de responsabilidad y por arrojo, lo que le valió para acreditarse como militar de una gran destreza y determinación, alcanzando un elevado prestigio personal.

Gómez manifestó que Juan Pablo Duarte depositó toda su confianza en Mella y éste cumplió con eficacia todas las delicadas y graves misiones que le fueron confiadas: desde regar la semilla patriótica en la fértil región del Cibao, hasta visitar la villa haitiana de Los Cayos, en procura de hacer un estratégico pacto con los liberales haitianos, quienes propiciaban el movimiento La Reforma, hasta destronar las fuerzas conservadoras y aprovechar las circunstancias para materializar la acción libertadora dominicana.

Gómez instó a emular la valentía de los tres padres de la patria, quienes entregaron sus vidas por lograr la independencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.