Comparte esta noticia con tus contactos

SANTO DOMINGO.- El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, defendió la política que asumió el Gobierno con el caso de los inmigrantes ilegales, especialmente haitianos, que sólo son aceptados en los hospitales públicos en caso de emergencia.

 

“Nosotros estamos atendiendo todos los casos de emergencia, pero sencillamente el sistema de salud no puede atender a República Dominicana y a otro país», expresó el primer mandatario a periodistas que le preguntaron sobre el caso de repatriaciones de embarazadas haitianas.

 

Tras finalizar una actividad con el Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial, dijo que las autoridades dominicanas ejecutan las medidas migratorias con respeto a los derechos humanos,  y en caso de que haya algún exceso, lo corrigen.

 

Sin embargo, destacó que  «lo que estamos haciendo es cumpliendo con la ley de Migración”.

 

“Pero sencillamente, la República Dominicana y el servicio de salud dominicano no puede atender a dos países”, enfatizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *