Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El presidente de la República Luis Abinader, se pronunció indignado ante el proceso que hay actualmente entre el Gobierno y la familia propietaria de una parte de los terrenos donde se construyó el Palacio Nacional. Sobre el particular hay un proceso de deslinde para obtener los títulos definitivos de parte del Estado.

En ese mismo orden, el gobernante culpó de la situación a todos los mandatarios que fueron inquilinos antes que él de la Casa Presidencial, ubicada en Gascue, en el Distrito Nacional.

«La verdad es que, después de tantos años, después de tantos gobiernos, al igual que muchas otras áreas y en muchos otros sectores, hemos tenido que llegar nosotros al Gobierno para algo tan básico, corregirlo», dijo el mandatario.

Por lo que expresó: «¿Cómo es posible que ni siquiera estén claros los terrenos del Palacio Nacional?».

Además de eso, el gobernante dijo que han tenido que hacer muchos arreglos a la estructura de la Casa Presidencial.

«Cuando llegamos hasta los ascensores estaban dañados», aseguró.

En declaraciones en medio de una rueda de prensa, Abinader recordó que hay una comisión que trabaja con el deslinde de los terrenos del Estado.

El equipo es coordinado por el Ministerio Administrativo de la Presidencia, el cual se ha reunido con la familia Lluberes Saviñón, propietaria original de los terrenos, para resolver de forma amigable el impasse.

Al respecto, José Ignacio Paliza, titular del referido ministerio, dijo que la comisión ha dado todos los pasos legales y que solo se esperan los fallos del tribunal correspondiente para que los terrenos estén a nombre del Estado dominicano.

Aclaró que la familia no busca interés económico, sino que se le reconozca como los donantes de los terrenos de la Casa de Gobierno.

En 1907, Pedro Antonio Lluberes Saviñón donó los terrenos para levantar ahí la Universidad Santo Tomás de Aquino, pero en 1943, el dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina decretó de utilidad pública 43,000 metros cuadrados y levantó la casa de Gobierno, sin que ninguno de los mandatarios posteriores realizase los procesos correspondientes para sacar los títulos definitivos.

En los próximos días, la comisión se reunirá con la familia Lluberes Saviñón y «con gusto lo vamos hacer», dijo el ministro Administrativo de la Presidencia, quién reiteró que los terrenos son del Estado, pero que se debe agotar un proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.