Comparte esta noticia con tus contactos

Washington.- El primer ministro de Haití, Ariel Henry, advirtió que superada “la etapa de urgencia” después del terremoto del pasado 14 de agosto, que dejó cerca de 2,200 muertos, el gran desafío es ahora la reconstrucción de las zonas afectadas.

Henry señaló en una reunión virtual extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que su país ha sido azotado “una vez más” por un terremoto “aún más potente” que el ocurrido en enero de 2010, que dejó entonces más de 300,000 muertos y una cifra similar de heridos.

Advirtió que superada esta “etapa de urgencia” deberán reflexionar sobre la reconstrucción, que describió como un desafío “grande”, en la que su país necesitará “el apoyo de todos”.

El primer ministro indicó que esta vez resultó afectada una región menos poblada, en el sur del país, lo que consideró explica que el balance en término de vidas humanas, de lesionados y destrucción física sea menor.

La OEA convocó para ayer viernes una reunión virtual extraordinaria para analizar la situación en Haití después del terremoto que ha llevado a más de medio millón de personas a necesitar ayuda humanitaria urgente.

A la sesión del Consejo Permanente, encabezada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el presidente del Consejo Permanente, Harold Forsyth, fueron invitados además la vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez; el ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador, Mauricio Montalvo; y la ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Erika Mouynes.

De igual forma, el presidente ejecutivo electo de la CAF-banco de desarrollo de Latinoamérica, Sergio Díaz-Granados, y el vicepresidente de países del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Richard Martínez, entre otros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *