Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- La esposa del presidente de la República, Luis Abinader, Raquel Arbaje de Abinader, asumió en el día de ayer sus funciones en el Despacho de la Primera Dama y agradeció a Dios por la oportunidad que le ha otorgado para servir al pueblo dominicano.

Asimismo, se recuerda que Arbaje había anunciado que no tenía intenciones de dirigir un despacho de la magnitud del anterior, pues no era de su gusto manejar fondos públicos.

En ese sentido, había dicho que se conformaba con un pequeño espacio con pocas personas. Igualmente, expresó que no era de su agrado que la llamarán primera dama, pero que lo aceptaría en actos protocolares.

“Cuando le comenté a Luis que no quería tener un Despacho que tuviese muchos recursos, es porque lo que yo intento hacer es ser una persona muy cercana al pueblo y ser voz de los que no han tenido voz”, Expresó Arbaje en un tuit compartido por la cuenta de Twitter del Despacho de la Primera Dama @primeradamado.

De igual manera, Arbaje también agradeció a Dios, en otro post, por permitir una transición con la oportunidad de servicio y llamó a trabajar como país para enfrentar los desafíos en esta época de pandemia.

En una nota de prensa sobre el acto indicó que Arbaje de Abinader lo primero que dijo, luego de saludar a los presentes, fue rezar un padre nuestro.

“Las primeras damas, siempre lo he dicho, somos todas las mujeres dominicanas y ese título no me lo quito por respeto al protocolo, pero me pueden decir Raquel”, dijo la Primera Dama sobre su planteamiento del título.

Indicó también que, tras 10 años de trabajo político junto a su esposo en los barrios, tiene un compromiso de aportar a los más necesitados.

Dijo que en conversación reciente con Abinader se refirieron al necesario legado que como gobierno dejarán al pueblo dominicano, sobre todo una justicia independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.