Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El Ministerio Público pidió un año de prisión preventiva en contra del abogado Johnny Portorreal, acusado de estafar a 283 personas con la promesa del cobro de una supuesta herencia millonaria de la familia Rosario, informó hoy la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos.

 

El reconocido jurista Portorreal está acusado, provisionalmente, de estafa y violación a la ley sobre arma de fuego, dijo a la prensa Ramos, quien confió en que el abogado será enviado a la cárcel, ya que, a su juicio, el peligro de fuga en este caso, “está más que demostrado”.

 

Asimismo, el acusado, que se encontraba prófugo desde hace 13 meses, fue arrestado ayer por el Ministerio Público en una villa de Boca Chica.

 

Portorreal y otros tres abogados involucrados en este caso cobraron desde 30,000 y 40,000 pesos a personas de apellido Rosario por los supuestos gastos legales y de representación para tramitarles la presunta herencia, según la Fiscalía.

 

En total, de acuerdo con la acusación, los abogados estafaron con 16 millones de pesos a 283 personas de apellido Rosario.

 

Los demás abogados imputados en este caso son Miguel De Oleo Montero (Miguelón), Hilario Amparo y Miguelina Gómez Santana, según la Fiscalía.

 

La Fiscalía del Distrito Nacional convocó en el año 2020 a decenas de personas que se consideran estafadas por Portorreal como parte del proceso de reclamo de la presunta herencia.

 

Los querellantes denunciaron a los encartados “por haberles prometido el cobro de una herencia millonaria, presuntamente ascendente a 13,000 millones de euros”.

 

El caso se remonta nueve años, cuando el abogado Johnny Portorreal comenzó a congregar a los Rosario para contarles que estaba tras la pista de la fortuna que habría amasado en el siglo XIX el patriarca de la familia, Jacinto Rosario, como dueño de una mina de oro.

 

También aseguran que los terrenos donde se sitúa la mina, actualmente propiedad de Barrick Gold, le fueron expropiados a la familia de forma ilegal hace décadas.

 

Los fondos millonarios se habrían repartido en cuentas en España, Suiza e Islas Caimán y, según la versión del abogado, habrían sido transferidos a República Dominicana entre 2016 y 2017.

 

De acuerdo con Portorreal, el dinero fue transferido al Banco de Reservas, que ha desmentido dicha información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.