Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. El juez Amauri Martínez no podrá seguir conociendo la revisión de la medida de coerción de Alexis Medina, ni nada que tenga que ver con el caso de corrupción denominado Pulpo, tras la Corte acoger la recusación que le hicieron los abogados de este imputado.

Luego de una discusión en la audiencia del pasado 21 de julio, cuando se pretendía conocer la revisión de Medina, la defensa del imputado lo recusó alegando que se apartó de la objetividad y al analizar la situación, los jueces de la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, entendieron que se debe designar a otro magistrado para conocer el caso.

El fallo fue remitido a la Coordinación de los Juzgados de Instrucción del Distrito Nacional, que ahora tiene que apoderar a un nuevo juez para el conocimiento de la revisión de la medida de coerción de Medina, donde se determinará si seguirá o no cumpliendo prisión preventiva en la cárcel Najayo.

La fecha de la audiencia fue modificada y ahora se conocerá el jueves 26 de agosto.

Le recomendamos leer:  Alexis Medina recusa juez conoce revisión de su medida coerción

“Esta alzada entiende perteneciente, a los fines de garantizar que la justicia sea administrada en un ambiente propicio, sin que las partes envueltas en el proceso puedan albergar ni la más mínima percepción de parcialidad, dependencia o desconocimiento de sus derechos fundamentales, así las cosas, procede acoger la recusación planteada… a fin de que sea designado un juez diferente al magistrado recusado”, expuso la Corte en su resolución.

“Es deber de este (del juez) mantener la sabiduría y velar por el respeto irrestricto entre las partes contendientes, asunto que, a juicio de esta alzada, se escapó de sus manos, al quedar en evidencia que en el momento de las partes llama la acción del tribunal por la interrupción de otra parte el proceso, es la misma parte la que interviene y no el juez como es su deber”, dijo la Corte.

“Y cuando interviene, en vez de restaurar orden de la audiencia, lo que hace es un llamando a las partes en reclamo de que actuación se compara con un invento del pasado, asimilándolo con el actual y estableciendo la posibilidad de este juez descender del estrado, a condición de retornar por voluntad de las partes, quienes debían hacérselo saber a través de la secretaría del tribunal, Aunque este último asunto, solo se oralizó y no se ejecutó, el simple hecho de expresarlo deja entrever un manejo impropio del juez sobre las reglas que como policía de la audiencia está llamado a observar de manera rigurosa”, precisó.

Al respecto, Carlos Salcedo, abogado de Medina, dijo que ahora se allana el camino para que “haya una verdadera garantía” en el conocimiento de la revisión de la medida de coerción.

Le recomendamos leer:  Una vez más, Alexis Medina va en busca de libertad

Indicó que el magistrado Martínez sale del escenario para el conocimiento como juez de las garantías de este proceso y, dijo, eso es una novedad importantísima ya que “nosotros no hacemos las cosas, esta defensa no hace las cosas por percepciones, por presunciones, sino por cuestiones meramente objetivas”.

“Este juez simplemente se entró en una discusión con nosotros inútil, desconoció el papel del juez como juez de policía de audiencia, nos atribuyó a nosotros epítetos, desconsideraciones o falta de respeto, cosa que no ocurrió en ningún momento como lo reconoció la Corte, todo lo contrario, entonces este juez no tiene capacidad para conocer de manera imparcial el proceso”, explicó Salcedo.

En marzo pasado, el magistrado Amauri Martínez conoció la primera revisión de la medida de coerción de los 11 implicados en el caso Pulpo, y en esa audiencia la ratificó.

Tres meses después, cuando tocaba la revisión obligatoria otra vez, Martínez no se encontraba en funciones, y su suplente, el juez Pablo Imbert, mantuvo la medida coercitiva a todos, exceptuando a Alexis Medina cuya audiencia fue fijada para otra fecha pues sus abogados esperaban que el Ministerio Público les entregara las pruebas que tienen en su contra.

Cuando llegó el día de la audiencia de Medina, ya el juez Martínez había regresado y entonces fue recusado por la defensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.