Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Kelvin Ortiz Faña

 

A raíz de unos tuits publicado por parte del investigador y experto español en Redes Sociales, Julián Macías, donde refleja que el Gobierno del presidente Luis Abinader, usa de manera coordinada unas 150 cuentas falsas para crear tendencia en redes sociales y favorecer su gestión con opiniones positivas, el Partido de la Liberación Dominicana ha tomado el tema como campaña política, que, a decir la verdad, es correcto, pero que no le luce.

 

Me explico. Durante toda la campaña del 2011 y 2012, el equipo estratégico de redes sociales que dirigía Roberto Rodríguez Marchena, por un lado, y Max de Soto, por el otro, utilizaron esos mecanismos para hacer tendencia a favor de la candidatura de Danilo Medina y campaña sucia contra Hipolito Mejía. Eso fue denunciado, varias veces en campaña por la oposición política y nunca hubo consecuencias.

 

A pesar de que Leonel Fernández era presidente de la República Dominicana y conocedor de las vanguardias tecnológicas, no utilizaron al máximo esas herramientas. El auge de las redes sociales en la campaña, fue explotado a su máxima expresión en la campaña presidencial del 2012. Danilo Medina, contaba con un equipo formidable, donde además, estaban los “interactivos radiales”, dañando el oficio y pasándose a llamar, “bocinas”.

 

Al llegar al poder Danilo Medina y el PLD y, con la designación de Roberto Rodríguez Marchena en DICOM, la importancia de la opinión en las redes sociales, tomaron otra dimensión. No tan solo utilizaron “influencers”, también apostaron a la creación de cuentas falsas y contrataciones de empresas expertas en bots para vender una imagen del presidente Danilo Medina, distinta a Leonel Fernández. Y lo lograron. Así inició Marchena y el PLD como propulsores de marketing engañosos en la República Dominicana con la asesoría de João Santana.

 

Las visitas sorpresas de Danilo Medina y sus imágenes con dominicanos en los campos, es la mayor prueba de una campaña eficiente de bots y cuentas falsas.

 

Marchena y su equipo, comenzaron a tener problemas cuando Twitter comenzó a eliminar cuentas falsas y los usuarios tenían que colocar un único número para registrarse. Eso generó que cientos de cuentas se perdieran, una persona de su equipo controlaba hasta 25 y 30 cuentas de un mismo celular para crear “tendencias falsas”. A raíz de eso, era normal ver un empleado de DICOM con tres y cuatro celulares para manejar diferentes cuentas, eso obligó también a DICOM a la contratación de empresa experta en bots y cuentas falsas, como denunció en innumerables ocasiones Faride Raful.

 

Ahora vemos, como se repite la historia, pero a la inversa. El Gobierno del PRM con cuentas falsas y bots para promover la imagen de Luis Abinader y crear tendencias falsas contra el PLD y la Fuerza del Pueblo. Una dosis de su propia medicina.

 

Diferencia entre bots y cuentas falsas

 

“En primer lugar, debemos distinguir entre bots y cuentas falsas. Ambos pueden ser fraudulentos, pero no todas las cuentas falsas son bots: Pueden haber sido creados de forma automatizada, pero posteriormente ser manejados por personas que realizan la actividad de esa cuenta con un fin determinado”. (18 de Mayo 2020, El País).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.