Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- La agente táctica del Ministerio Público (MP), Mabel Calvo López, incorporó al juicio del caso de corrupción de la constructora de Odebrecht, las pruebas sobre las empresas que Ángel Rondón, Tommy Galán y Andrés Bautista utilizaban para lavar dinero ilícito.

 

Asimismo, Calvo López terminó de exponer sobre los informes que realizó a las empresas Arma SA, de Ángel Rondón; Biogenetik, S.R.L. de Andrés Bautista; y Galán Grullón & Montás, S.R.L., propiedad del exsenador Tommy Galán. En total se han incorporado más de 400 pruebas documentales.

 

Tras ser doblegada a los interrogatorios de las defensas de estos tres imputados, la analista del Departamento de Investigaciones Criminales del Ministerio Público respondió igual que los demás analistas. Dijo que no encontró nada ilícito o espurio en las actas de asambleas ordinarias, extraordinarias o en los documentos constitutivos de las compañías.

 

Ante los cuestionamientos del Ministerio Público, la testigo aclaró que su función era la de redactar los informes societarios de las compañías para hacer que el gran volumen de la información sea “más digerible” para los investigadores del caso de corrupción.

 

De acuerdo con la acusación de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), con la testigo Calvo López, se incorporó documentación sobre la participación accionaria de Rondón de la empresa Arma SA, que dan cuenta de sus actividades sociales.

 

El empresario Ángel Rondón pidió un turno a las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional y expresó que “no termina de sorprenderle” la acusación del Ministerio Público. Dijo que Odebrecht vino al país quince años después de constituida esa compañía y en ese sentido “no me explico cómo quince años antes, como si fuera adivino, iba a construir esa empresa para recibir sobornos de Odebrecht”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.