Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Díaz, fue sometido a pagar una demanda de US$540.499.00 dolares, los cuales debe regresar a 29 personas que pagaron por una vivienda en el proyecto Pueblo Bávaro en la República Dominicana y que no recibieron el inmueble pactado en el negocio, además, también deben pagar por el hecho, el presidente de Emproy-Divisa Julio Balbuena, gerente de ventas de Rivas Travel Multiservice, y David Rivas propietario de Rivas Travel, quienes también fueron demandados.

Además de devolver el dinero invertido a los demandantes, los empresarios también están obligados, en virtud de un acuerdo sancionado por un tribunal, a abstenerse de incursionar en negocios inmobiliarios en la ciudad de Nueva York.

Y es que las quejas de más de 80 personas que depositaron dinero para comprar viviendas en Pueblo Bávaro se convirtieron en un caso complejo para la Fiscalía del Estado de New York, por el carácter extraterritorial que implica a uno de los acusados y los inmuebles que se encuentran en la República Dominicana.

En ese sentido, las acusaciones atendidas en la oficina del Fiscal General del Estado de New York, Eric Schneiderman indican incumplimiento en la entrega de viviendas y títulos de propiedad, falta de seguridad, además que algunos de los afectados reportaron robos de muebles y otros objetos, ocupantes ilegales y deudas por alquiler, entre otras.

La empresa Emproy-Divisa, es reincidente en operaciones fraudulentas, en el 2011 esa inmobiliaria fue condenada a devolver $42,000 dólares a Loyda Raquel Reyes y Belkis Altagracia Santana Vásquez. Esta empresa está localizada en la calle Fantino Falco #48, Edificio Amelia González, local 27, Santo Domingo, República Dominicana. Una «Orden de consentimiento y fallo» firmada por la jueza Joan Kenney de la Corte Suprema de Manhattan, garantiza la devolución de $540.499.00 dólares, a veintinueve personas que pagaron el inicial o la totalidad del valor de las propiedades.

La denunciante María Paulino, del Alto Manhattan expresó: «Estoy muy agradecida de la oficina del Fiscal General Schneiderman por ayudarme a finalmente conseguir que mi inversión de $30.000 en Pueblo Bávaro me fuera devuelta. Hice el pago en 2008 y me prometieron una residencia, pero nunca la recibí. Yo había estado preguntando sobre mi propiedad desde 2009 y buscando un reembolso por mi pago durante los últimos años. No pensé que iba a suceder, pero estoy agradecida para finalmente recuperar mi dinero».

En general 86 quejas fueron procesadas en procura de conseguir los títulos o devolución monetaria. Mientras cuarenta de los defraudados que nunca recibieron títulos de propiedad, ya los tendrán y quince que aún no tienen sus certificados deberán recibirlos en sesenta días.

El denunciante Eddy Tejada, residente en el Alto Manhattan manifestó: «Pagué $22,500 por una residencia en Pueblo Bávaro, en 2007. Tuve un sueño de una residencia en la República Dominicana y se convirtió en una pesadilla. Nunca recibí mi residencia y comencé a creer que nunca volvería a ver mi dinero otra vez. Estoy muy agradecida por la labor de la Fiscalía General para asegurar la restitución de mi pago” dijo.

Los acusados, Danilo Díaz, Presidente de Emproy-Divisa, Julio Balbuena, gerente de ventas de Rivas Travel Multiservice y David Rivas propietario de Rivas Travel, conforme a la «Orden de Consentimiento y Fallo» no pueden hacer promoción ni transferencia de propiedades que se encuentren en la República Dominicana, a dominicanos residentes en New York.

«Es importante para los neoyorquinos tener confianza cuando realizan transacciones con las empresas extranjeras que hacen negocios en este Estado. Las empresas extranjeras que se dedican a la conducta ilegal y luego salen del Estado o país serán perseguidas con todo el rigor de la ley», enfatizó Schneiderman.

Los imputados violaron la «Ley General de Negocios» en sus artículos 349, que prohíbe la conducta engañosa y el 350, que penaliza la publicidad falsa.

Danilo Díaz fue sancionado con $25,000 dólares y $2,000 de costas judiciales. A David Rivas también se le impuso una multa de $25,000 dólares y $2,000 de costas judiciales. Si Emproy-Divisa no cumple con los términos acordados será multada con otros $50,000 dólares. «Esta oficina someterá vigorosamente a corporaciones extranjeras que se dedican a prácticas comerciales sin escrúpulos en el Estado de Nueva York», dijo Schneiderman.

La «Orden de consentimiento y fallo» establece un plazo de treinta días para presentar nuevas quejas por devolución de dinero y sesenta días para la entrega de títulos. Los interesados pueden acudir a la oficina regional de la Fiscalía General en Harlem, situada en el 163 de la calle 125 West, Suite 1324, o llamar al 212- 961-4475 para información.

David Morfe, residente de Nueva Jersey sostuvo: «Compré mi residencia en Pueblo Bávaro en 2004 después de ver un evento promocional en «Mirage Restaurante» del Norte de Manhattan. Traté de contactar a Emproy Divisa en innumerables ocasiones para tratar de asegurar mi título, pero consistentemente se mantuvieron haciéndome cuentos. Finalmente recibí mi título diez años después de la firma de un contrato y el pago de los apartamentos gracias a la intervención de la Fiscalía General», dijo.

Los oficiales electos demócratas, Senador Adriano Espaillat y el concejal Ydanis Rodríguez, en cuyos distritos reside la mayoría de los afectados reaccionaron ante la decisión que pone fin a una pesadilla que frustró el sueño de muchos para tener una vivienda en la República Dominicana.

«Felicito al Fiscal General Eric Schneiderman por ser sensible a las quejas de mis constituyentes y por la investigación de la conducta de Consorcio Empresarial Emproy-Divisa. «Los más de $ 500,000 en restitución recuperados por el Fiscal General envía un mensaje claro a las empresas extranjeras, de que si tratan de estafar a neoyorquinos serán procesados y tendrán que rendir cuentas por sus acciones» manifestó Adriano Espaillat.

«Malos actores que se aprovechan de nuestra comunidad, ya sean nacionales o internacionales, deben rendir cuentas ante la ley. Aplaudo el liderazgo del Fiscal General Schneiderman en llevar ayuda a los muchos constituyentes defraudados por los responsables de esta mala conducta», subrayó Ydanis Rodríguez.

El Consorcio Empresarial Emproy-Divisa, es reincidente en operaciones fraudulentas, en el 2011 esa inmobiliaria fue condenada a devolver $42,000 dólares a Loyda Raquel Reyes y Belkis Altagracia Santana Vásquez. Esta empresa está localizada en la calle Fantino Falco #48, Edificio Amelia González, local 27, Santo Domingo, República Dominicana.

Rivas Travel, es una de las agencias de viajes y servicios múltiples de mayor reconocimiento en la comunidad dominicana de New York. Está ubicada en el 4321 Broadway y desde allí operaba Emproy-Divisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.