Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Diversos acontecimientos mundiales como la crisis de contenedores y la invasión de Rusia a Ucrania, han generado un incremento exponencial en las materias primas, siendo los precios más altos en toda la historia, inclusive mayores a la crisis del año 2008, con alcance global, pero los subsidios concedidos por el gobierno del mandatario Luis Abinader han logrado que la República Dominicana mantenga el precio más competitivo de harinas panificables de toda Latinoamérica.

En particular, el conflicto bélico ha impactado fuertemente los precios del petróleo y del trigo. El petróleo continúa mostrando fuerte volatilidad en su precio. A inicios de mayo, el precio por barril cerró en US$104, 2.6% por encima de su precio al cierre de la semana anterior.

El trigo, por su parte, alcanzó su máximo histórico este 2022, con precio de US$1,209 por bushel, lo cual representa un incremento de casi un 46% respecto al año pasado.

Ante los desafíos de la escalada de precios a nivel mundial, el gobierno y la industria dominicana los estamos enfrentando con subsidios para tener precios competitivos, a fin de garantizar el abastecimiento al mercado nacional.

Gracias a este trabajo en conjunto, República Dominicana cuenta actualmente con el precio más competitivo de harinas panificables tomando como referencia la región del Caribe, que tiene un porcentaje de variación en el precio del 22% mientras que la variación en República Dominicana es únicamente del 1%.

Comprometidos con el fortalecimiento de la seguridad alimentaria y el bienestar del país, desde la industria molinera seguiremos contribuyendo al desarrollo a través de la generación de más de 5,000 empleos directos y más de 15,000 empleos indirectos. Juntos superaremos cualquier desafío, siempre con optimismo, dinamismo y eficiencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.