Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. -El Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional descargó de responsabilidad penal al exministro de las Fuerzas Armadas, Pedro Rafael Peña Antonio, al excoronel Carlos Piccini y al empresario Daniel Aquino Hernández acusados de recibir sobornos de los US$3.5 millones que admitió la empresa brasileña Embraer para beneficiarse como suplidora de ocho aviones Súper Tucano.

 

Por su parte, las juezas Arlín Ventura, Leticia Martínez y Milagros Ramírez dijeron que los tipos penales presentados contra los acusados no quedaron debidamente probados, por lo que los declaraba como no culpables de los hechos puestos a su cargo y emitía sentencia absolutoria contra ellos.

 

En la audiencia, el Ministerio Público pidió 10 años de prisión contra los imputados y el pago de una multa de US$7 millones.

 

Los imputados en el caso eran el mayor general retirado Peña Antonio, exministro de Defensa; el coronel Piccini Núñez, exdirector de proyectos especiales de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FAD), y el empresario Aquino Hernández. También fueron parte del juicio las empresas 4D Business Group y Magycor.

 

El principal imputado era el coronel Núñez acusado de recibir un supuesto soborno superior a los tres millones de dólares para coordinar la compra de los aviones Super Tucano a la compañía Embraer en el año 2008, según el expediente.

 

El oficial fue puesto en retiro con disfrute de sueldo, por el presidente Danilo Medina, después que el periódico norteamericano de Wall Street Journal denunciará en noviembre del 2013 irregularidades en la compra de las aeronaves destinadas para perseguir el narcotráfico próximo al país.

 

En los primeros meses del 2014 el procurador general, Francisco Domínguez Brito, instruyó a la Dirección de Persecución de la Corrupción a cargo la procuradora adjunta, Laura Guerrero que investigara el caso.

 

Los ocho aviones Súper Tucano, comprados por el Gobierno dominicano en Brasil en el año 2008 costaron al Estado US$98,647.000 y según la denuncia, la compra fue sobrevaluada de los cuales el coronel Piccini Núñez, fue acusado de haber recibido 3.4 millones de dólares por haber realizados los contactos de lugar con la compañía brasileña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.