Comparte esta noticia con tus contactos

EEUU.- Un bebé de dos años fue lanzado por un “coyote” desde la parte superior del muro fronterizo de Estados Unidos con México, a la altura de Tijuana y San Diego, en la zona del Cañón de los Laureles, esto a más de 18 pies de altura.

En ese orden, el jefe de la Patrulla Fronteriza de San Diego, Aaron Heitke, posteó en su cuenta de Twitter imágenes del momento en que el traficante de personas arroja al menor de edad.

 

Heitke, describió que la grabación se hizo el 11 de abril, cuando el pequeñito fue subido a la parte superior del muro y soltado desde allí hacia los brazos de su padre. “Este evento pudo haber tenido un final catastrófico“, escribió el oficial, aunque aclaró que por fortuna el menor no resultó herido.

 

Asimismo, el oficial no mencionó a qué nacionalidad pertenecen el padre y el niño, ni sus identidades, ni mucho menos si ya fueron repatriados o cuál es su situación legal.

 

La crisis migratoria que atraviesa Estados Unidos ha provocado que muchos niños estén siendo abandonados o arrojados por los coyotes o traficantes desde lo alto de la valla fronteriza.

 

Según datos oficiales, tan solo en marzo de este año, más de 172,000 inmigrantes, incluido un número récord de menores no acompañados, fueron interceptados en territorio estadounidense.

 

Uno de los casos más reciente fue el incidente difundido el último día de marzo pasado y fue captado en video por agentes de la Patrulla Fronteriza del sector El Paso. En las imágenes en las que uno de los “coyotes” suelta a las niñas de 5 y 3 años desde lo alto de la valla causaron impacto internacional.

 

Las hermanitas se encontraron bien de salud tras ser rescatadas por los agentes y llevadas a revisión médica.

 

Gloria I. Chávez, jefa de la Patrulla Fronteriza sector El Paso, dijo que al encontrarse con las pequeñas les dijeron que no tuvieran miedo y que “ojalá muy pronto las podamos reunir con su mamá en los Estados Unidos”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.