Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Félix Estévez

Si bien es cierto que a nivel nacional hay problemas de empleomania, pues no creo que otra provincia tuviese una situación tan precaria como la de Dajabón, donde los dirigentes y autoridades han conseguido nombramientos y lo han manejado de manera familiar y con las familias de sus cónyuges directos o cónyuges de sus hijos e hijas, primos y primas, sobrinos y sobrinas, tíos y tías y así por el estilo, dejando fuera al equipo que trabajó con ellos y la base del partido. Manejando los empleos como una empresa familiar y luego diciendo a la masa y la base del partido que no están saliendo dichos empleos, que están frisado, que es imposible por ahora, que no se desesperen mientras los que no hicieron nada por el triunfo de nuestro presidente andan nombrado.

 

Es donde entrábamos en la duda: ¿Será cierto no están saliendo los empleos? ¿Será cierto el partido se olvidó de sus militantes? ¿En Dajabón nos están mintiendo y nos quieren seguir usando nuestros dirigentes locales?

 

Es donde llega la luz al final del túnel con el nombre de Salvador Holguín, quien nos hace salir de la duda y la oscuridad que nuestras autoridades locales nos tenían, a través de sus acciones nos ha demostrado que, si salen los empleos, que los perremeista no están solos y abandonamos, que no desmallara hasta que los del partido estén todos nombrados en la provincia de Dajabón.

 

Salvador Holguín aparte de ser el único que ha sacado la cara por el partido PRM en esta provincia, nos ha demostrado que una persona digna de dirigir, que vela por el bienestar de la provincia en general, nos ha enseñado que para conseguir una receta médica no hay que durar 3 días detrás de un político sentado en su casa y oficina ni ser del partido de turno, que para mover una ambulancia no hay que buscar 5,000 pesos, que para salvar la vida de una persona no hay que tomar un lazo en una calle a parar auto o hacer telemaratón, nos enseñó que cuando se quiere se puede, nos enseñó que se puede tener tiempo para estar activo en un grupo de WhatsApp escuchando la necesidades de su pueblo, que se puede gestionar empleos, que se puede tomar llamadas y que se le puede devolver una llamada a alguien.

 

¡En donde nos preguntamos! ¿Es que se le olvidó a los dirigentes y autoridades que, así como los ciudadanos premian con el voto pues castigan con el mismo? Gracias a Dios encontramos la luz al final del túnel y en fila vamos saliendo de la oscuridad que nos tenían nuestras autoridades y dirigentes, gracias señor presidente por mandarnos a Holguín al rescate y gracias Salvador Holguín por tanto en tampoco tiempo, llegará el momento de gratificar sus acciones aunque usted no lo ha pedido pero el que es agradecido y quiere lo mejor para su provincia espera ese momento.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.