Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El comunicador Julio Martínez Pozo, aseguró que el Partido Revolucionario Moderno (PRM), será la organización partidaria más corrupta del país cuando salga del poder.

 

“El PRM será el partido más corrupto de la RD cuando termine de gobernar”, expresó Julio Martínez Pozo.

 

En otro orden, en la víspera del cumplimiento de los 115 años del nacimiento del fenecido exgobernante de la República, Joaquín Balaguer, el comunicador Julio Martínez Pozo lo catalogó como el político más exitoso e influyente en el Siglo XX.

 

Asimismo, subrayó que no dice que Balaguer fuera un patriota y un prócer porque no es una comparación con Juan Pablo Duarte u otro, sino que habla políticamente.

 

El coordinador de El Sol de la Mañana, sostuvo que expresidente Joaquín Balaguer influyó en los acontecimientos políticos en la República Dominicana luego del asesinato del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina el 30 de mayo de 1961 por lo que gobernó por 31 años.

 

“Tuvo un largo período de gobierno, pero además de sus 22 años de gobierno, Balaguer ha tenido una influencia determinante en todo lo que ha ocurrido en la República Dominicana a partir de la muerte de Trujillo. No hay nada que haya ocurrido en la República Dominicana después de la muerte de Trujillo que no tenga la impronta, que no tenga la influencia de Balaguer”, expuso.

 

Julio Martínez Pozo señaló que argumentarán algunos que fue una influencia que se marchó de sangre y de corrupción.

 

El periodista indicó que de corrupción no se puede hablar mucho porque se descubrió luego que el partido más corrupto es el último que gobernó, el PLD, que no era el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), que lideró Joaquín Balaguer.

 

Enfatizó que así ha sido siempre por lo que el próximo partido más corrupto de la República Dominicana será el PRM cuando termine de gobernar porque la corrupción es una situación sistémica.

 

Indicó que, aunque hay muchos que ejercen sus funciones con honestidad siempre aparece la otra expresión de la corrupción.

 

Manifestó que sin embargo está lo de la sangre y la corrupción y de cómo eso se expresó durante La Guerra Fría (1946-1989 o 1990), y durante Los Doce Años de Balaguer (1978-1986).

 

A juicio de Martínez Pozo esos acontecimientos no anulan la influencia que tuvo un político de manera determinada.

 

Manifestó que se podría decir que cómo un político manchado de sangre es el más influyente y que eso así por los hechos, no por la sangre.

 

Puso como ejemplo que la figura mejor ponderada que tiene los rusos después del zar Alejandro II, es  Iósi Stalin, por encima de la figura de Vladímir Ilich Uliánov, alias Lenin.

 

Explicó que cuando el partido comunista soviético quiso resolver el tema de no vincula a Lenin como las acciones totalitarias y dictatoriales cargó todo el peso de eso sobre Stalin en el famoso informe secreto de Nikita Jrushchov.

 

Adujo que no era otro caso que tratar de salvar el sistema, preservando casi de manera inmaculada la imagen de Lenin y atribuyendo todo lo que representar sangre y represión sobre Stalin donde se denuncia los crímenes de éste.

 

Martínez Pozo dijo que ese criminal, Stalin, es el de mejor ponderación que hay entre los rusos sin importar la encuestan que haga porque su figura la asocian a algo que pesa mucho porque fue el hombre que liberó de Hittler a los rusos.

 

Acotó que eso pesa más muchas otras cosas.

 

Especificó que cuando se habla del expresidente Joaquín Balaguer no se refiere a nada cercano a lo que pudo haber representado Iósif Stalin.

 

Los hechos

 

Narró que yéndose a los hechos Balaguer anuló el plan político de los ajusticiadores de Trujillo.

 

Recordó que dijo que en el programa que tanto Juan Bosch como Joaquín Balaguer fueron dos accidentes históricos y dos colados en unos planes de los que no eran partes porque la muerte de Trujillo no era otra cosa que el propósito de esa burguesía que emergió en la sombre del dictador de asumir el control político del país.

 

Sostuvo que al concebir eso trazan su plan político de que mataron el hombre como hicieron los hombres de la avenida y que luego un plan político como Pupo Román; empero que no era el plan político de verdad.

 

Expresó que eso era el plan político inmediato, pero que la estrategia era otra con los Estados Unidos y que el grupo lo que lo tenía lo encabezaba Severa Cabral; y que no era este, sino que lo encabeza Gianni Vicini Cabral.

 

Señaló que el plan compacto de Gianni Vicini, que lo tenía con los Estados Unidos, era reorganizar el país tras la desaparición del trujillato, y que eso era saliendo de Balaguer que se va al ostracismo.

 

Julio Martínez Pozo expresó que entonces vino una representación nuestra, de nuestro sentido de clase, por lo que todo salió a la perfección y se realizaron las primeras elecciones democráticas y que viene la burguesía de que va a aplicar su plan político a la perfección.

 

Acotó que eso debido a que excluyeron a Balaguer de la vida nacional por lo que no podía participar en las elecciones y que sin embargo le echó una pasta de jabón al sancocho por escogió a Juan Bosch.

 

Señaló que así como Rómulo Betancourt el que escogió a Rafael Caldera como opositor venezolano, Balaguer escogió como opositor dominicano, favoreciéndolo por lo que ganó las elecciones de 1962 como tampoco Leonel Fernández no hubiese ganado como presidente en 1996 por el PLD.

 

Precisó que sin ese apoyo del Pacto Patriótico del que no podía participar en las elecciones y que tenía un boicot fue el que decidió los comicios.

 

Señaló que después de 1962 con la presidencia de Bosch, su golpe de Estado y la interpretación sociológica de ese magnicidio, el autor de Composición Dominicana se hace una figura más independiente, pero que es a quien Balaguer escoge como opositor y que lo privilegia.

 

“Y entonces ahí se da el dominio Balaguer-Bosch, desde el gobierno y desde la oposición. Entonces estamos hablando del hombre que influyó en el gobierno y crea la oposición y establece la oposición, no la oposición que estaban estableciendo los otros que tenía un gran contenido digamos de clases, que había un tema de sangre. Fíjense si Juan Bosch era una figura que esa gente la tomaban en cuenta que en ningunos de los planes de gobierno que se concibieron en Cuba Juan Bosch figuraba”, explicó.

 

El periodista Julio Martínez Pozo dijo que, si triunfaba el movimiento de liberación nacional encabezado por Enrique Jiménez Moya, el presidente iba a ser Juan Isidro Jiménez Grullón.

 

Indicó que mientras Juan Bosch era un carajo a la vela para ellos, pero que se dan las circunstancias y que ganan las primeras elecciones democráticas por el apoyo de Joaquín Balaguer.

 

Agregó que Bosch se convirtió en líder de la oposición por Balaguer.

 

Martínez Pozo expresó que Joaquín Balaguer después gobernó de 1966 al 1978 y desde 1986 al 1996 y que cuando se retira de la vida política dejó al doctor Leonel Fernández en 1996 hasta el 2000.

 

Sostuvo que sin Balaguer no hay Leonel Fernández como presidente ni PLD porque no ganaban las elecciones de mayo de 1996.

 

“Entonces digan ¿Qué político tiene ese grado de influencia en los acontecimientos del país? Ningunos. Es decir, no es que haya determinado su propio poder y la influencia digamos se limite al período que gobernó, sino que tiene una influencia sobre los acontecimientos anteriores y posteriores que todavía se expresa en la política dominicana”, acotó.

 

Sentenció que eso es aparte de cualquier otra consideración que se tenga sobre Balaguer y su forma de gobierno a pesar de lo que se le atribuya.

 

Expresó que no se encontrará ningún prócer que no tenga sangre a la que haya que atribuirle también y debilidades que atribuirle.

 

Señaló que cuando en un libro sólo se habla de las cosas buenas de una gente, eso es una presentación acrítica porque nadie es así.

 

El desaparecido expresidente Joaquín Balaguer nació el uno de septiembre de 1906 en Villa Bisonó, Navarrete, Santiago, y murió el 14 de julio de 2002, por lo que este miércoles cumpliría 115 años.

 

Fue un estadista, ensayista, escrito, poeta y político dominicano que gobernó en los períodos 1960-1962, 1966-1978 y 1986-1996, 22 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.