Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Una pareja de ancianos denunció abuso de poder e insensibilidad humana en el gobierno de Luis Abinader, alegando que el director de Desarrollo Fronterizo, Ramón Pérez, canceló a Felipe Perdomo de 78 años de edad estando en licencia médica permanente.

Perdomo, quien se encuentra postrado en silla de ruedas producto de cuatro trombosis, cuenta que trabajó como jardinero para la Dirección de Desarrollo Fronterizo pero que fue despedido de manera ilegal.

La señora Ángela Altagracia Ramos, quien permanece junto a su compañero desde hace 17 años, comenta con voz compungida por el maltrato que le dieron a su esposo que confía en la voluntad de Dios.

Del mismo modo, hace un llamado al presidente Luis Abinader para que les ayude a vivir una vejez tranquila, en tanto que su hija, Ángela Ramos, dice sentirse preocupada por la cobertura de los medicamentos de su padre, ya que el sueldo de diez mil pesos que recibía don Felipe, era destinado para estos fines.

Al igual que sus progenitores, demuestra indignación debido al acto indiscriminado que ha cometido dicha entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.