Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Alejandro Girón Jiménez, imputado en el caso de la Operación Coral, reveló como operaba la mafia delincuencial del general Adam Cáceres  Silvestre, quien es el jefe de seguridad del expresidente de la República Danilo Medina Sánchez.

“Esta gente con su cuarto son interesados para que usted sepa, desde que esas nominas se pagan eso es una presión, lo cualto, lo cualto, lo cualto, lo cualto, donde estaban ellos mismos en algunas ocasiones, esos abogados estaban ahí, y hay una batería de transferencias de mi misma cuenta bancaría”, dijo Girón en una de las audiencias de conocimiento del caso de corrupción.

El acusado denunció además: “¿y a que usted no sabe a quién yo le hacía muchas transferencias, a la señora Rossy Guzmán, pero si el Ministerio Público coge esa prueba y ve la frecuencia de las transferencias se va a dar cuenta de que era una misa por lo menos diaria o inter-diaria o todas las noches”.

“Lo siento la defensa honorable de esos caballeros, esa ustedes no van a tener como inventársela, ¡carajo, que aquí no hay miedo ya!, delante de lo que hay ahí afuera esto es un nada, a pesar de la magnitud de lo que se está hablando aquí, pero cada vez que yo veía que ganaban los malos yo decía ¡carajo aquí no hay justicia!, ¡pa´lante lo malo! ¡pa´lante lo mal hecho!2, agregó.

En ese orden, Girón Jiménez narró: “El general Cáceres sale, me saluda de puñito porque para hipócrita, oiga de puñito, un hombre que los saludos míos eran de aquí allá así, no se imagina usted la cantidad de militares leales a ese mayor general que con el solo hecho de congraciarse con él, vamos a decirle popularmente, me dan pa´ bajo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *